Valladolid: El paquete contenía una cámara fotográfica y un despertador. 
 Colocaron una falsa bomba en otro local del CESID     
 
 Diario 16.    16/06/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Colocaron una falsa bomba en otro local del CESID

Valladolid: El paquete contenía una cámara fotográfica y un despertador

Valladolid - Un paquete que simulaba ser un explosivo y que posteriormente se comprobó que contenía

una cámara fotográfica y un reloj despertador fue encontrado el pasado lunes por la Policía en otro de tos

locales camuflados del Servicio de Contraespionaje Militar (CESID), esta vez en Valladolid.

Según informó esta mañana el Gobierno Civil de la capital vallisoletana, el simulado artefacto fue

colocado el mismo día en que se produjeron las cuatro explosiones contra edificios del Centro Superior de

Información de la Defensa, en Madrid, en la madrugada del domingo.

Más claridad

Las mismas fuentes señalaron que el paquete, colocado en el techo del ascensor del inmueble número 13

de la calle Santiago, había sido situado en estas dependencias con dos fines: uno, el alarmar y crear

confusión, y otro, avisar de que se, conocía la existencia de un local del CESID en dicho lugar.

Este hecho parece confirmar la tesis que preocupa a las más altas esferas del Gobierno, en e) sentido de

que elementos de extrema derecha, presumiblemente guiados por hombres que han estado vinculados al

servicio de información español, intenten descubrir parte de la infraestructura secreta de los servicios de

inteligencia.

Infraestructura

La localización del falso artefacto se produjo a raíz de la inquietud mostrada por alguno de los vecinos

que habían escuchado el tic-tac de un reloj en la escalera del inmueble y dieron aviso a la Policía.

A raiz de los atentados de Madrid se pensó que lainformación que condujo a los terroristas a la

localización de las oficinas del CESID partía de las propias declaraciones efectuadas en el proceso del

23F.

Sin embargo, ei hecho de que sólo uno de los inmuebles del CESID fuera señalado durante los

interrogatorios de los procesados —el chalet de la calle Herrera Oria— parece indicar que tas acciones

podrían estar impulsadas por alguien que conoce la infraestructura del Centro Superior de Información

para la Defensa.

Investigaciones

Además del propio CESID, que investiga sigilosamente los hechos por su cuenta, participan en las

operaciones funcionarios de la Brigada Central de Información y de la Brigada Regional de Información

de Valladolid, efectivos de la Guardia Civil —Cuerpo que se encargó de las primeras diligencias y del

análisis del contenido químico de las bombas— y miembros de la Brigada Antigolpe, unidad que se

dedica al seguimiento de las actividades de signo involucionista.

Los restos de los explosivos colocados en los cuatro intentos de atentado contra los locales del CESID de

Madrid —trilita, en lugar de goma-2 o amonita—, fueron recogidos por la Guardia Civil, Cuerpo que,

según «El País», fue quien recibió el primer aviso telefónico de las explosiones.

La Guardia Civil no informó de esta operación, lo que creó cierta confusión en el. equipo de

desactivación de explosivos de la Policía Nacional, que desconocía la composición de los explosivos

utilizados.

Sin detenciones

Hasta el momento, a pesar de las profundas investigaciones que se llevan a cabo, no se ha detenido a

ningún elemento sospechoso. Son pocos los datos que se han obtenido, entre ellos la presunta localización

de dos de los automóviles que utilizaron los presuntos ultraderechistas en la realización de algunos de los

atentados madrileños: Un Seat 850 y un Toyota de matrícula extranjera.

 

< Volver