Autor: Muro de Iscar, Francisco. 
   Ya hay normas     
 
 Arriba.    07/12/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

YA HAY NORMAS Por fin el Consejo de Ministros

decidio ayer el futuro de las elecciones sindicales. Como comentábamos hace unos días, se ha

optado por una fórmula mixta. Por un lado, se da libertad a las empresas —dentro de unos

condicionantes mínimos— para solucionar los problemas actuales, de cara a tener una

representación real de los trabajadores, unos interlocutores con los que negociar. Y esto se

complementa con las normas definitivas de elecciones sindicales que, como pedia UGT,

habrán de aprobar las Cortes en su día. Mixto es también el sistema de listas abiertas y listas

cerradas, aunque el Consejo eludía ambos términos y los susti tuía por los más eufemísticos de

«lista de candidatos» (para empresas de hasta 250 trabajadores=Iistas abiertas) y

«candidaturas en listas» (para empresas con más de 250 trabajadores = listas cerradas). Con

ello, la estructura del sistema electoral no se inclina ni a favor de Comisiones Obreras (que

pedia listas abiertas), ni a favor de la UGT (que las quería cerradas), aunque se ha modificado

el tope de 500 trabajadores, como estaba previsto en un principio. Otro dato importante es el de

la fecha de las elecciones. Como se apuntaba, el Gobierno no fija fecha para estas elecciones

y el calendario habrá de conformarse caso por caso.

Interesante es también el hecho de que Comisiones y UGT estuvieran negociando hasta la

noche del lunes la posibilidad de llegar a un acuerdo de última hora sobre el tema, a fin de

ofrecérselo al Gobierno como una alternativa válida y representativa, idea que, al parecer,

partió de UGT. Los dos puntos fundamentales del acuerdo estribaban en la convocatoria de

«elecciones generales en todos los centros de trabajo» y su convocatoria «en fechas

determinadas, dando unos plazos que garanticen la pureza democrática de las mismas». Sobre

este texto de UGT, CC. OO. matizaba esta segunda parte, señalando que en las empresas en

que vencieran los convenios a 31 de diciembre las elecciones deberían celebrarse entre el 20 y

23 del mismo mes y para las restantes en enero. La UGT no aceptó estas fechas e insistió en

que —sin fijar fecha— «las elecciones han de celebrarse garantizando la pureza democrática

de las mismas». Dicho esto, cada cual fuese por su lado y no hubo acuerdo. El Consejo de

Ministros adoptaba, pues, una solución salomónica.

UNA ENSEÑANZA LIBRE

unas cuarenta mil menos —veinticinco mil dentro, quince mil fuera— se reunieron ayer en el

Palacio de los Deportes para pedir «libertad de enseñanza para todos». Creo que una de las

ideas más claras de las expuestas en la gran concentración fue la de que con el futuro de la

educación está en juego el futuro de la sociedad. Pero el tema hay que verlo desde una

perspectiva diferente a la que habitualmente se juzga: no se trata de buscar preferencias para

nadie, sino igualdad para todos sin discriminación de ninguna clase. El tema de la enseñanza

privada y la enseñanza estatal o pública va a seguir siendo un tema clave en el futuro de este

pafs. Creo que, de una vez por todas, habría que ir a la supresión de las subvenciones a los

centros privados, transformándolas en una subvención a las familias. Habría que ir a una

enseñanza no clasista, no monopolizada por nadie, no lucrativa y, sobre todo, pluralista, al igual

que lo es la sociedad. Hay muchas cosas que reformar en este sentido en España y la promesa

del Ministro de Educación de que mientras su partido esté en el poder, «la libertad se

mantendrá en este sector», es sumamente clarificadora del problema.

AUSTERIDAD Atentos a un próximo Consejo de Ministros: se va a racionalizar y reducir el

consumo de energía. Volverán los rumores sobre la gasolina —racionamiento y subida de

precio—, aunque no sea éste uno de los más preocupantes. Claro que habría que reducir y

racionalizar otros consumos y no sólo de energía...

Francisco MURO DE ISCAR

 

< Volver