Club Siglo XXI. Fernández Ordóñez. 
 "No es factible la ruptura revolucionaria"  :   
 "Las autonomías deben ser responsables". 
 Arriba.    31/03/1978.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CLUB SIGLO XXI

FERNANDEZ ORDOÑEZ

«No es factible la ruptura revolucíonaria>

«Las autonomías deben ser responsables

MADRID, (De nuestra Redacción.) — El Ministro de Hacienda Francisco Fernández Ordóñez, pronunció ayer tarde una conferencia en el Club Siglo XXI, bajo el título de «Los fines y los medios en los programas políticos», en la que señaló que no creía en la discontinuidad de la historia cuando la historia es fecunda. «La historia —dijo— no es discontinua, sino dialéctica, porque es sobre todo un proceso y no un dogma. Hoy sabemos muy bien los españoles cuántos escombros quedan detrás de las grandes aventuras históricas, cuánto hay de limitado en nuestros medios y qué necesario es ajustar los medios posibles a los fines válidos.»

El Ministro Indicó que lo que hoy se entiende en el mundo por economía de mercado no supone aceptar Que el libre juego de las fuerzas económicas produce por sí solo una regulación eficiente y justa del sistema. Indicó que era necesario operar una reasignación de nuestros recursos, y destacó que la sociedad española tiene obvias carencias de bienes públicos. Hizo referencia también al problema de compatibilidad de objetivos y afirmó que ningún partido político puede hoy volverse de espaldas a un ideal de justicia.

Nacionalizaciones

«Hasta ahora —dijo el Ministro—, la empresa privada ha sido la condición necesaria, aunque no suficiente, de la libertad política. Por el contrario, ningún sistema colectivista ha garantizado hasta el momento en el mundo las libertades públicas.

El proceso nacionalizador dentro de las economías de mercado ha alcanzado en algunos países, como en el Reino Unido, cotas muy elevadas sin ventajas apreciables Se han confundido los medios con los fines, porque el problema no es de propiedad, sino de control.»

«El camino de la libertad económica —continuó— es, por tanto, un camino difícil que pasa por soluciones de las estructuras de poder y de participación, por las líneas de compromiso, por nuevas relaciones de trabajo.»

El Ministro señaló que las consecuencias económicas y administrativas del proceso autonómico obligan a «un ejercicio de responsabilidad a todos cuantos lo protagonizamos de una u otra forma —dijo—, asumiendo el hecho de que las autonomías no resolverán por sí solas y sin esfuerzo el problema de la desigualdad regional de España, que no es honesto —añadió— levantar más expectativas que las razonablemente posibles y que de ninguna forma el proceso autonómico puede suponer una ruptura del principio de solidaridad y unidad del Estado, en los cuales se basan los países modernos cualquiera que sea su signo»,

El señor Fernández Ordóñez indicó que el proceso autonómico será así, «y en este caso no me importa recurrir con la mayor convicción a la palabra prudencia», dijo, no un proceso de desvertebración, sino de integración y fortalecimiento de España.

Sin ruptura revolucionaria

Por último, el conferenciante manifestó que España necesita dar el paso definitivo a la sociedad post industrial y no puede hacerse por una ruptura revolucionaria, sino instalando, como se ha hecho en toda Europa, un sistema de estructuras de rectificación, unos mecanismos de contrapoderes que permitan hablar, a la vez, de un Estado eficaz y de una sociedad libre.

«No obstante, la llegada de la libertad a España —dijo— ha dejado tras ella en el pueblo español un cierto-desencanto; un cierto temor y quizás una desesperanza, porque había un embalse demasiado Heno de viejas reclamaciones insatisfechas, de antiguas ilusiones encendidas, a las que se han unido contradicciones nuevas.»

Entre los asistentes a la conferencia se encontraban el Ministro de Comercio y el de Economía, los ex Ministros Tomás Allende, Carica-110 Goñi, De la Fuente y Solís Ruiz y el líder sindical Marcelino Camacho.

Arriba 13

 

< Volver