Comunicado de la Banca. 
 Hubiera sido deseable un acuerdo Gobierno-Rumasa  :   
 Preocupación por las repercusiones. 
 ABC.    25/02/1983.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Hubiera sido deseable un acuerdo Gobierno-Rumasa

Preocupación por las repercusiones

Madrid

La Asociación Española de Banca Privada (AEB), en nota hecha pública ayer, afirma que la patronal bancaria habría visto con agrado un acuerdo entre Gobierno y Rumasa, que hubiera evitado la adopción de medidas más drásticas. La AEB asegura también que celebra la amplia intervención del ministro de Economía v Hacienda.

El comunicado de la AEB dice textualmente: «La AEB ha seguido con gran preocupación los rumores y noticias que, desde hace años, pero con más intensidad en los últimos tiempos, han venido circulando en relación con el grupo Rumasa, ya que sus Bancos representaban una parte, aunque no demasiado importante, del sistema bancario. Sin embargo, la Banca siempre ha pensado que en un eventual problema en los Bancos de Rumasa no podría ser enfocado como un simple problema del sector, dado que se trataba de un caso singular en el que los Bancos eran dependientes de un "holding" empresarial con muy diversas actividades.

Desencadenados los últimos acontecimientos, la AEB hubiera visto con alivio el acuerdo entre Rumasa y el Gobierno que las noticias del pasado martes permitían esperar. Desgraciadamente, esta esperanza no se ha confirmado y la AEB, desde su postura de Asociación empresarial privada, tiene que lamentar que el Gobierno se haya sentido obligado a tomar las graves medidas de expropiación publicadas en el "Boletín Oficial del Estado" de ayer, que probablemente hubiera deseado evitar.

Sin dejar de señalar que la expropiación por la vía del decreto-ley utilizada podría hacer pensar que se inicia un sistema de indefensión del sector privado ante la actuación discrecional del Estado, la AEB celebra que la amplia exposición del ministro de Economía y Hacienda en el día de ayer haya dejado claro que el procedimiento empleado, a falta de otro mejor, no significa un cambio en la política económica del Gobierno. Ello permite suponer que el Gobierno se mantendrá respetuoso con la propiedad privada y la empresa privada, a tenor de lo dispuesto en la última parte del artículo 83 de la misma, más que en casos de extrema y grave necesidad.

En este sentido, estimando en lo que vale la decisión de tramitar la expropiación como proyecto de ley, permitiendo así un debate parlamentario sobre el fondo del asunto, la AEB ha considerado como positivo que el ministro de Economía y Hacienda haya declarado que el propósito del Gobierno es devolver al sector privado tanto los Bancos como las compañías.

A este respecto, la Banca privada no sólo se ofrece al Gobierno para colaborar en la administración de los Bancos expropiados, que ha sido confiada al Fondo de Garantía de Depósitos, cosa que ya está haciendo, facilitando directivos de sus propias instituciones, sino que desde ahora está dispuesta a estudiar la asunción de la propiedad de los Bancos en cuestión, una vez aclarada su real situación y establecidas las situaciones en que podrían ser cedidos por el Patrimonio.

 

< Volver