Rumasa pasa a ser propiedad del Estado. 
 Boyer anuncia "generosidad" en el justiprecio de acciones  :   
 Garantía total de los depósitos en Bancos. 
 ABC.    25/02/1983.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Boyer anuncia «generosidad» en el justiprecio de acciones

Garantía total de los depósitos en Bancos

El ministro de Economía insistió en que la titularidad del Estado sobre los Bancos de Rumasa presta la máxima garantía que puede darse a los depositantes en cuentas corrientes en los Bancos del grupo. El Estado cubre la totalidad de los depósitos, mientras que en casos de crisis bancarias dirigidas por el Fondo de Garantía sólo están garantizadas hasta millón y medio.

* Boyer aseguró también que la expropiación se hace con un procedimiento legal que garantiza el pago de un justiprecio a todos los accionistas de las sociedades que componen el grupo, justiprecio que el Gobierno procuraría establecer con una cierta «generosidad». En caso de que no hubiese acuerdo entre las partes sobre la indemnización, el Gobierno ha preferido (es decir, las comunidades de accionistas y el Estado) que éstas sean zanjadas por un órgano existente institucionalmente, como es el Jurado de Expropiación Provincial de Madrid.

* «El Estado —dijo el ministro— se ve obligado a operar con justicia, y yo diría que con generosidad institucional, respecto a situaciones de quiebra o suspensión de pagos que sigan las vías ordinarias de la legislación mercantil. Quiero decir que el Estado, al hacerse con la titularidad de las acciones del grupo, pagará el justiprecio que se fije por el procedimiento legal establecido a los legítimos intereses, pero tendrá que asumir cargas y deudas que, en caso de suspensión de pagos o quiebra, no asume. Por consiguiente, el Estado tiene que pagar en estos casos la parte positiva de las acciones y valor del grupo, y no puede trasladar a nadie la parte negativa.»

* Aunque la expropiación se realiza por decreto-ley por razones de urgencia, el ministro aseguró que existe la intención de tramitarlo en el Congreso como proyecto de ley. Independientemente de esto, Boyer comparecerá ante las Cámaras la semana próxima —dijo— para proporcionar una información más completa.

* El ministro afirmó que se habían expropiado incluso sociedades en las que aparentemente Rumasa no tenía participación mayoritaria y que se estudiará detenidamente cada caso. Afirmó que todas o algunas de esas sociedades pueden volver al sector privado si éste manifiesta interés por alguna de ellas. No se concretó cómo cambiaría de nuevo la titularidad en ese caso.

* Las actuales plantillas del grupo no están —según Miguel Boyer— sobredimensionadas y, en cualquier caso, está plenamente garantizada la continuidad de tos empleados. No descartó, e incluso consideró muy verosímil, que una vez estudiada la situación en cada empresa se produzcan fusiones y concentraciones dentro del grupo.

 

< Volver