Cayó Rumasa. La expropiación desata una dura polémica. El Exterior. 
 Sorpresa y expectación en los países europeos     
 
 Diario 16.    25/02/1983.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL EXTERIOR

Sorpresa y expectación en los países europeos».

La expropiación del «holding» Rumasa ha provocado amplias reacciones en círculos financieros y periodísticos de Europa. Así, a primeras horas de ayer, en círculos bancarios austríacos se acogía la noticia con gran sorpresa, lo que motivó que un alto funcionario del Creditanstalt Bankverein, el mayor banco austríaco, manifestara que la expropiación de Rumasa tendrá repercusiones en el ámbito bancario europeo.

Añadió que la sorpresa fue tanto más grande cuanto hasta ahora el Gobierno de Felipe González estaba considerado en Austria como moderado.

En Gran Bretaña, las empresas que el Grupo Rumasa posee en este país continuaron ayer sus actividades normales.

Un portavoz de Augustus Barnett, cadena de distribución de vinos y licores, dijo que la empresa mantuvo ayer sus actividades «como de costumbre». Augustus Barnett es la principal empresa de Rumasa en el Reino Unido, con más de doscientas delegaciones en todo el país.

Suiza

Tras la sorpresa, las primeras impresiones de los medios de comunicación suizos apuntan que el Gobierno socialista de España ha comenzado las «nacionalizaciones» con la expropiación del grupo de empresas Rumasa.

«Tribune de Genéve» incluyó en su última edición un suelto de su ocho líneas con el título «España: Nacionalización». Por su parte, los servicios informativos de la radio destacaron que se trataba de la primera medida de este tipo que adopta el Gobierno de Felipe González desde que entró en funciones el pasado mes de diciembre.

La sorpresa también se reflejaba en las palabras de Antonio Japón, apoderado de Bancatlántico Zurich, una sociedad financiera establecida en Suiza por el Banco Atlántico con un capital social de siete millones de francos suizos (420 millones de pesetas).

Francia

En Francia también se sigue con atención el tema de Rumasa, y para la radio y televisión —que han dado amplia cobertura a la información de la expropiación— con la medida, «el Estado español se ha convertido en el primer banquero del país».

 

< Volver