Cayó Rumasa. La expropiación desata una dura polémica. Los partidos. 
 Para Fraga, Miguel Boyer ha actuado "manu militari"     
 
 Diario 16.    25/02/1983.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LOS PARTIDOS

Para Fraga, Miguel Boyer ha actuado «mantu militari»

Madrid — «El socialismo no ha cambiado de objetivos últimos, aunque ha variado sus tácticas.» Manuel Fraga, líder de Alianza Popular, reaccionó con dureza a la expropiación de Rumasa, Esa ha sido, en diversos grados, la toma de posición más generalizada entre los partidos de la derecha parlamentaria, mientras que en la izquierda y, obviamente, en el PSOE, la medida se recibió con mucha más tranquilidad y confianza.

El líder aliancista solicitó ayer al presidente del Congreso, Gregorio Peces-Barba, la inclusión de este tema en el debate parlamentario fijado para el martes que viene. También es prácticamente segura la oposición del grupo capitaneado por Fraga a la convalidación del decreto-ley, calificado por el propio político como «una toma de posesión "manu militari" de las empresas de Rumasa».

Dureza

El ex presidente Suárez también fue duro con la medida del Gobierno. Al poco de conocer la expropiación, el líder del CDS indicó que «si los socialistas lo hacen mal, todos lo pasaremos mal». Luis Gámir, ex ministro del anterior Gobierno, fue más lejos y calificó la decisión de Boyer de «trascendente, grave, importante y drástica».

Por su parte, un portavoz del Partido Demócrata Popular manifestó también su preocupación ante «las graves consecuencias que podría llevar aparejada esta decisión», mientras que Javier González Estéfani, ex presidente de CEPYME y diputado de AP, fue especialmente contundente: "La medida me parece muy negativa y es absolutamente desproporcionada. Me niego a creer que las soluciones a los problemas tengan que pasar por la nacionalización de todo un enorme sector de la economía española.»

Las valoraciones, sin embargo, fueron bien distintas en las filas de la izquierda. Nicolás Sartoríus, diputado del grupo comunista, indicó que «si la situación estaba mal hasta tal punto que si no se expropia se hubiera hundido el grupo estrepitosamente, entonces, la medida habrá sido positiva». Tras señalar que «desde hace tiempo teníamos una sería preocupación por el tema Rumasa», el líder comunista dijo que «esta medida servirá para modificar la legislación a este respecto, controlando el desarrollo desordenado de grupos empresariales que pueden poner en peligro miles de puestos de trabajo».

 

< Volver