Autor: López Rodríguez, Florentino (NEGRÍN). 
   Nuestra sociedad, en fase crítica     
 
 Pueblo.    29/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

NOTAS POLÍTICAS

NUESTRA SOCIEDAD EN FASE CRITICA

LA configura ción de UCD como un

partido moderno, solvente y de penetración en la sociedad va adquiriendo fuerza. La unificación es

imprescindible. Con taifas no se va a ninguna parte. No se ganaría para intrigas, personalismos,

vanidades. Es verdad que ya no son posibles los partidos monolíticos y compactos, sean históricos, ya

recientes. Tienen, eso sí, alas o flancos diferenciados, con actitudes elásticas, pero disciplinadas. Mas eso

es una cosa, y grupitos autónomos y levantiscos, otra. El señor Suárez está obligado, de una vez por todas,

a entrar a saco en el tema. Ahora bien. el Señor Suárez, en contrapartida lógica, debe aceptar lo que está

en la naturaleza de las cosas: mientras gobierne en solitario la UCD ha de ser, en efecto, la UCD la que

gobierne.

A nadie puede extrañar que la Unión del Centro aspire a que sean hombres suyos los que desempeñen los

puestos. Algunas veces se ha dicho que la política es la aplicación del sentido común a las grandes

cuestiones. Tampoco pasaría nada porque aquí se aplicara ese principio alguna vez.

± Y ha b lando de p ri n cipios: el de autoridad está en franca, quiebra. Nada, hay que escape al sarampión

contestatario, cargarlo sólo a la, cuenta del Gobierno es un arma, política, pero no un juicio objetivo. Es

una endemia de la sociedad que va. desde el Ejecutivo a los colegios de párvulos, quién sabe si hasta, la.s

guarderías Las bases con sus dirigentes, los alumnos con los profesores, los empleados con los directores,

los curas con los obispos, los obispos con la Constitución. Hasta los comunistas, disciplinados donde los

haya. ,Precisamente del señor Sánchez Montero, miembro destacado del PCE, es esta opinión en «Sábado

Gráfico».«Claro que existen críticas. Hemos tenido cuarenta años de dictadura en los que nada, podía

criticarse. Y hay una reacción casi instintiva, contra todo lo que supone dirección, Basta que haya una

autoridad para ir contra ella.* Efectivamente, lo comprobamos cada día. Los balbuceos de la libertad no

plenamente digerida. pasarán. También hay que decir que los partidos políticos, en algunos casos, han

pecado de adolescentismo. Y no digamos de algunos prosistas y dibujantes de moda...

NEGRIN

 

< Volver