Autor: Ballarín Marcial, Alberto. 
   Asociación Regionalista Agraria, a favor del sí     
 
 Ya.    12/12/1976.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

pág.19* ya

Asociación Regionalista Agraria, a favor del sí

D+o»l Alberto Ballarín, en nombre de la Asociación Reglonalista Agraria, nos envía el siguiente texto:

NOSOTROS, los socios de la Asociación RegionaUsta Adrarla, votaremos que sí al referendum por las siguientes razones:

1.° Porque la reforma democrática nos abre la vía de organiza* clones profesionales agrarias basadas en la libre adhesión del agricultor,

2.° Porque constituidas y fortalecidas esas organizaciones, podremos llegar al "pacto agrario" con la Administración, es decir, a una política agraria "concertada" sin importaciones de choque ni • subidas de costos por sorpresa, entre otras cosas.

3.° Porque la reforma democrática nos abre las puertas de la Europa comunitaria, lo cual es bueno en términos generales para la agricultura. Más aún, la entrada en la CEE será un reto formidable a nuestra capacidad empresarial, una sacudida para quitarnos de encima la rutina, la pereza, el conservadurismo cerril y otros demonios familiares.

4.° Porque el europeísmo tendrá el contrapeso del regionalismo avanzado, aquel que concibe la región como un ente de gobierno, de modo que haya leyes agrarias regionales perfectamente adaptadas a las circunstancias y a las aspiraciones locales y un ejecutivo regional que permita, por ejemplo, resolver la petición de un agricultor en diez dias.

5.° Porque la democracia conduce, a través de la participación mayoritaria, al triunfo de la justicia social, asi como al respeto y protección de las minorías. Hoy por hoy el mundo rural e* minoritario, pero confía en qu« la democracia acabará con la discriminación por ¿1 padecida. Los índices de paridad más elevada existen en los países más democráticos (Inglaterra, Holanda, Suecia, por ejemplo).

6.° Nosotros creemos que una actitud pasiva del abstencionismo inconsciente y comodón es altamente

censurable por egoísta y antisocial. El abstencionismo consciente y activo parece buscar el freno de nuestra evolución pacífica hacia la democracia, con vistas a una situación de hecho, en la

cual loa partidos que son minoritarios puedan hacer valer él activismo y la violencia para adueñarse antidemocráticamente de 1 poder.

7.° Votar que no en nombre del pasado próximo supone rechaíar el presente, repudiando nuestras instituciones y el camino recorrido por ellas. Quienes lo recomiendan no tienen solución de recambio que ofrecer al pueblo español. Su postura es negativa.

Tenemos que demostrar a Europa y al mundo, necesitamos probar ante nosotros mismos que tos españoles de hoy somos distintos, capaces de convivir todos, sin exclusión alguna, bajo el reinado de las leyes, aceptando el veredicto de la mayoría, aunque ésta sea la de nuestros rivales ideológicos y económicos.

En su I Asamblea Nacional >dias 11 y 12 de noviembre), la Asocia-´ ción RegionaUsta Agraria aprobé por aclamación de los trescientos agricultores que a ella asistían como delegados de la base una resolución en la cual sé decía expresamente que ARA apoyaba el proceso de democratización en tnarcha Con ello quedó prejuzgado que habíamos de votar sí al referéndum nacional. Esto es lo qué recomendamos a todos.

Alberto BALLARIN MARCIAL

 

< Volver