Autor: Javierre, José María. 
 Siete días. 
 Ensayo General     
 
 Ya.    12/12/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

SIETE DÍAS

ENSAYO GENERAL

LA mujer salió de cuenta hace tres días. Mi amigo Germán, elemento activo del roterío andaluz, anhela que el parto ocurra antes del 15. Y que venga niña; Por el nombre... Quiere poner a la nena uo nombre simbólico. Pobreci-lla, tendrá que aguantarse toda la vida. Yo tengo una prima en Aragón a quien, por los años treinta, su padre le colocó el nombrecito de Igualdad. Para evitar bromas, los (amillares le decían "Igua", pero al estallar la guerra civil la cambiaron a Catalina. Una medida prudente. Por aquellos aflos de la República sucedieron lances de bautismo dignos de que Guareschi los colgara a sus inefables personajes don Camilo y Peppone.

En una aldea gallega el cura y el alcalde formaban parte de una partida de cartas, que alguna noche se alargó hasta la madrugada. El alcalda pasaba por tragacuras, pero en el fondo se le veía un cariño profundo para el párroco. La alcaldesa, que habia parido ya siete veces, puso en el mundo el octavo crio. Rodeado del concejo, d alcalde llevó su hijo a cristianar. Al cura le entra la sospecha de que le querían tomar el ´pelo, y, con aire desconfiado, inició las preguntas:

—¿Cómo lo vals a llamar?

El alcalde, convencido:

—Heraclio.

Al cura le asaltó la Ira:

—¿Heraclio? ¿Qué raza de nombre es ése? A mi no me suena ningún santo que se llamara Heraclio.

El alcalde contestó sonriente, medio zumbón:

•—SI, hombre, señor cura, Heraclio, iguálate» que el Four-nier de la baraja.

—¡Ah!, Heraclio, naturalmente.

Y se llamó Heraclio.

Mi amigo Germán, si viene niño, le pondrá, Carlos. El cura se lo bautizará, sin conflictos, porque pensará en San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, o en San Carlos Luanga, mártir ugandés. Germán es un picaro, ha escogido Carlos en honor de don Carlos Marx. Naturalmente, al cura no va a darle explicaciones.

Lo grave será si viene niña. Antes del 15. Carlos le quiere poner Abstención. Toma del frasco. Angelita está pasando mal los últimos días de embarazo, a cuenta de la terquedad de su marida Si- los deseos de la madre pueden influir en el sexo de los nascituros, Angélita parirá niño, para que se llame Carlos; y no ntña, que sería Abstención. Les tendré Informados.

LA CAMPAÑA COORDINACIÓN Democrática de Andalucía está gastando energías y mucba tinta en convencer al personal que no vote el día del referéndum. Tropieza con la contra de que muchos estábamos deseando hace tiempo que llegara la hora de votar. Y que, además, confiamos en la" buena fe del Gobierno para llevarnos a una fórmula democrática normal de convivencia política. He hablado largamente con muchachos comunistas, que no pueden reconocer las credenciales democráticas del Gobierno mientras no sea declarado legal el Partido Comunista. Ayer repartieron por la calle Sierpes unas tarjetas impresas en rojo y negro: "Esta tarjeta es ilegal, porque hace propaganda de la abstención al referéndum, para evitar que continúe la situación que permite prohibir esta tarjeta." Bromeo con ellos,

preguntando si el eurocomimismo autorizará los refere ndums cuando ellos ocupen el poder. Bien.

Discutimos. Para mí es una cuestión clara de estrategia política: la legalización del Partido Comunista facilitaría el trote nacional cara a las elecciones de primavera; si no se alcanza, tendremos que aceptar el paréntesis y., caminar hacia la democracia. Lo que no podemos, de ningún modo, es detener la marcha a causa de un solo obstáculo. Sería suicida. Y cuando funcionen las nuevas Cortes, pues ya veremos: tiempo para sazonar requieren las cosechas. No creo que ni para el Partido Comunista fuera rentable un "chantage", forzando a paralizar la arrancada democrática de nuestro país.

A este planteamiento responde la decisión* de que un semanario donde soy responsable favorezca el voto. He retirado cuartillas ingeniosas que recomendaban la abstención. De Antonio Garmendia, el estupendo humorista andaluz, me entregaron una coplilla: "Tres días hay en el año/ que relumbran más que el Sol:/Corpus

Christi, Jueves Santo/y el dia de la abstención".

LA MADUREZ DEL PUEBLO

EL referéndum vale por un ensayo, general para las elecciones de primavera. Ayudará a que la gente tome conciencia de sus propias responsabilidades. Pienso que nuestra época puede ganar en madurez política a los mismos griegos, inventores de la democracia. La Constitución ateniense determinaba que las leyes, preparadas por el Senado, debían ser aprobadas por el pueblo. Pero los aristócratas despreciaban al pueblo, según indica este comentario del escita Ana-carsi a su maestro Solón:

—Me divierte vueatra costumbre de que las leyes sean elaboradas por los sabios para que luego las aprueben los locos.

Algo teníamos que mejorar desde el siglo V antes de Cristo hasta nuestros días. Hoy aceptamos sin reservas ni trastienda la soberanía popular. Ahí nos jugamos el futuro.

José María JAVIERRE

 

< Volver