Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Referéndum. Cataluña. 
 Sigue siendo una incógnita el alcance de la abstención     
 
 Diario 16.    13/12/1976.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CATALUÑA

SIGUE SIENDO UNA INCÓGNITA EL ALCANCE DE LA ABSTENCIÓN

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 13.—De momento, solio dos personalidades se han pronunciado abiertamente sobre las. posibilidades de la participación, catalana en el referéndum. Y lo han hecho de forma dispar. Así, mientras el gobernador civil,,don Salvador Sánchez Terán, se refirió hace una semana, a sus preocupaciones por el índice de abstención, el vicepresidente segando del Gobierno, don Alfonso Osorio, mostró su confianza en la afluencia de los catalanéa a las urnas. La realidad es que, a falta de sondeos previos específicos,, existe una cierta incertidumbre aquí, aunque nadie ponga en duda la victoria «leí "sí".

En el ángulo opuesto, la proporción de "noes" en Cataluña puede ser ridiculamente baja. Si determinados observadores políticos has escrito estos dias que una de las virtudes del referéndum será la comprobación exacta del número de- "ultras", no es exageración predecir :ya que las cifras, en este sentido, rozarán cotas muy bajas. Ningún grupo, partido u organización con mínimo poder de convocatoria ha osado alentar en Cataluña la papeleta negativa. Esta opción ha quedado marginada singularmente y reducida a sectores muy concretos sin apenas incidencia real El ´´no", está fuera de toda duda, no entra en los proyectos catalanes de la jornada del día 15.

LA ABSTENCIÓN, UNA INCÓGNITA

Por lo que respecta a la abstención, el interrogante, como se apunta al inicio dé esta crónica, no parece despejado. Frente "a la formidable potencia de la propaganda gubernamental; la izquierda viene realizando una movilización extraordinaria que ha conseguido que el vocablo "abstención" sea constantemente reproducido mediante "pintadas", octavillas, carteles, asambleas improvisadas, mítines´ callejeros sobre la marcha, etc. El vocablo; consecuentemente, ha saltado a las páginas de los periódicos barceloneses, los cuales dedican al tema amplio espacio informativo.

La abstención ha sido preconizada —y practicada como con trapropaganda activa— por los partidos de Izquierda. Así el Partit Socialista (dos de cuyos dirigentes fueron recibidos por el presidente- Suárezr en su ronda de audiencias a los políticos catalanes) , el P.S.U.C. (comunistas) y el resto de forma cían de extrema izquierda a partir del P.T.E. La Assemblea de Catalunya semblen apoya, la abstención, aunque debería matazarse esta circunstancia precisando que, de heno) el ala. centrista de la misma ha elegido una vía distinta denominada «inhibicionista». intelectuales, universitarios, profesores, periodistas, etc., Han manifestado asimismo su inclinación por la abstención. Ayer domingo se_ difundió un escrito firmado por 111 periodistas en activo —entre los cuales, nombres prestigiosos del periodismo catalán— y dirigido a la opinión pública protestandó por la falta de pluralidad advertida con motivo del referéndum y exhortando a la abstención Si a ello unimos la actitud de las centrales sindicales y de numerosas asociaciones de vecinos, entra en el terreno de las probabilidades que en el clnturón obrero de Barcelona, fundamentalmente,-la abstención alca nee niveles de notable trascendencia.

LA ACTITUD CENTRISTA

La postura intermedia —criticar la forma de la operación referéndum a !a vez que dejar en libertad a afiliados y simpatizantes— encaja per-, f e c t amenté con el abanico centrista, que en Cataluña llega por su derecha hasta la Luga y bordea la izquierda merced a los socialdemócra-tas seguidores de don Jordi Pujol o don Josep Pallach. (El Partit Socialdemócrata, como tal, no cuenta apenas con militantes.) Ksta vía ha recibido la bendición del presidente de la Geñeralitat en el exilio, don Josep Tarradellas (adscrito a Esquerra Be publicaría, partido típicamente encuadrado en el¡ centroizquierdsi). Pudiera ocurrir que muchas personas que se identificain con los postulados de • este espectro* centrista -~es&endldo el centro con VÉ-silHtt´ generosidad para, la derecha— no votarán tampoco. Sta embargo, la, actitud pasi-

va de tales partidoe no ha perjudicado gravemente la imagen del referéndum, lo cual —añadamos de pasada— ha complicado a, los medios oficiales de Barcelona.

Abiertamente por el «si» se alinean afluí sólo tos partidos más a la derecha, sucursales de algún modo de Alianza Popular Pero extraer conclusiones de este dato se crestaria al equivoco. Las inmensa mayoría de ca-calanes no pertenecen- a partido alguno. Es a ellos Justamente a quienes &« dirige la copiosa propaganda del Gobierno. Por eso —y a pesar de las salvedades explicadas— el triunfo del «sí» está asegurado. Sin embargo, el triunfo sería pirrico —de ahí la preocupación del señor Sánchez Terán— en caso dé que la abstención, por encima de todas las dificultades, obtuviera unos porcentajes sensiblemente altos. Y ello en Cataluña puede acontecer.

INFORMACIONES

13 de diciembre de 1976

 

< Volver