Autor: Páez, Cristóbal. 
   El juego político     
 
 Arriba.    24/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL JUEGO POLITICO

CUANDO podremos cantar el alirón de la democracia? ¿Cuando tengamos un régimen político

construido en las urnas por la voluntad popular? Lo pregunto, ojo, porque la democracia es, primero y

sobre todo, una forma de vida a \a que hay que llegar por el muy señalizado y curvilíneo camino de la

convivencia, camino a cuya construcción —se dice en la más reciente declaración del Gobierno— se

invita a todos aquellos grupos y ciudadanos que creen en un sistema fundado en la paz civil y la

concordia.

Frente al paroxismo de los extremos. la provocación callejera y la mano negra crispada del terrorismo en

cualesquiera de sus manifestaciones, la existencia de un clima que haga posible el entendimiento y la

solución de los problemas en un ambiente de diálogo. Por la voluntad de acomodar a la legalidad tas

transformaciones naturales de la sociedad, la cast" totalidad del ordenamiento vigente está padeciendo.

Más de un Estado de Derecho necesita para serlo que la tey tenga aquellas calidades de que hablaba Tito

Livio: Es la ley cosa sorda e inexorable, incapaz de ablandamiento ni benignidad ante la menor

transgresión.

Ambiente de diálogo como paso previc a la investidura de los futuros legisladores, que deben aceptar—

postula el Gobierno—, en bien de la comunidad, todas aquellas fuerzas que estén dispuestas a someterse

al veredicto popular ¿Será pedir mucho a nuestras fuerzas políticas?, las cuales —escribió con tintas

pesimistas el profesor Tierno Galvan— no se toleran... Porque —añade— la lógica del juego político

consiste en continuar en las posiciones que conviene, aunque la razón exija otra cosa.

Grave cosa si esto es así, querido y viejo profesor.

Cristóbal PAEZ

 

< Volver