Detenida en Sevilla una mujer, máxima responsable de loa enlaces de los GRAPO     
 
 El País.    12/05/1981.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Detenida en Sevilla una mujer, máxima responsable de los enlaces de los GRAPO

Guadalupe Núñez Morales, máxima responsable de los enlaces entre la dirección de los GRAPO y sus

comandos operativos, fue detenida en los últimos días por la policía en Sevilla, dentro de la amplia

operación iniciada contra esta organización tras el asesinato del general González de Suso, cuyos

presuntos autores se encuentran en la actualidad en los calabozos de la Dirección de la Seguridad del

Estado.

Con la detención de Guadalupe Núñez, la policía ha localizado un piso de la organización en Sevilla.

La dirigente de los GRAPO vivía en Barcelona, y tras la detención de Emilio Avelino Gómez decidió

trasladarse a Sevilla. En el piso de Barcelona, localizado también por la policía, Guadalupe Núñez recibía

las consignas de la dirección de los GRAPO, actualmente ostentada por Enrique Cerdán Calixto, que

posteriormente tenía que transmitir a los comandos operativos. Guadalupe Núñez estaba casada con el

dirigente de los GRAPO Juan Carlos Delgado de Códex, muerto por la policía el 20 de abril de 1979.

Fuentes policiales indicaron a EL PAÍS que, tras la caída de Brotons Beneyto, uno de los grapa que se

fugaron de la cárcel de Zamora en diciembre de 1979, Guadalupe Núñez pasó a la clandestinidad, por lo

que era buscada intensamente por la pólicia. Brotons Beneyto fue detenido el 20 de septiembre de 1980.

Tras esta detención, la quinta que realiza la policía tras el asesinato del general González de Suso, los

funcionarios encargados de la lucha antiterrorista tienen centradas sus investigaciones tras la pista de la

actual dirección de los GRAPO y del comando que atentó el lunes de la pasada semana contra dos

guardias civiles en Barcelona.

La policía estima que los GRAPO han recibido un nuevo golpe tras la detención del comando de Madrid

y la máxima responsable de enlaces, y busca intensivamente a Enrique Cerdán Calixto, máximo dirigente;

Juan Martín Luna, responsable de organización y propaganda (ambos fugados de la cárcel de Zamora);

Francisco Liñeira Olveira, Alfonso González Cambeiro y Joaquín Calero Arcones, entre otros.

 

< Volver