Los terroristas se rindieron. 
 El honor es su divisa     
 
 El Alcázar.    25/05/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

El honor es su divisa

El canallesco asalto a la sede de un Banco de Barcelona, poniendo en riesgo la vida de cerca

de trescientos españoles y queriendo hacer connotaciones con el pronunciamiento del 23-F, ha

tenido un matiz que aumenta la indignación. Nos referimos a las insinuaciones, presunciones y

acusaciones que, a lo largo de una jornada, se han venido haciendo contra la Guardia Civil.

Quienes conocen la Benemérita institución saben muy bien, y todos los españoles lo

comprueban cada día, que sus miembros no son facinerosos asaltantes de Bancos ni muchos

menos seres inconscientes, capaces de hacer daño a la población civil. Muy al contrario, es

esta población la que cada día recibe la solicitud constante de los guardias civiles, desde la

protección en las carreteras, pasando por la atención a los accidentados y defendiendo la paz

de todos frente a la delincuencia.

Ya está bien que cada vez que en España se produce una situación tensa o equívoca, se

invoque a la Guardia Civil para que sirva de chivo expiatorio, cuando sus hombres son blanco

preferidos del terrorismo de toda laya. La Guardia Civil hoy estaba, y es todo un símbolo, en las

pantallas de toda España, desde su presencia marcial y artística, mezclada con el pueblo, en

Tortosa. Y estaba en todos y cada uno de sus destacamentos, sirviendo al Estado con la

lealtad que es inherente a su probado honor.

 

< Volver