Los terroristas se rindieron. 
 Inaceptable y falsa implicación de Sánchez Valiente     
 
 El Alcázar.    25/05/1981.  Página: 10-11. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

EL ALCÁZAR / 25 mayo 1981

Inaceptable y falsa implicación de Sánchez Valiente

Con la identificación de los autores del asalto a la sucursal del Banco Central en Barcelona, ha quedado al

descubierto una burda manipulación informativa, sostenida como cierta hasta las diez déla noche de ayer:

la presunta implicación en el secuestro del capitán de la Guardia Civil, don Gil Sánchez Valiente Portillo.

Sin argumentación sólida que sustentase semejante versión, sin la más mínima comprobación objetiva,

«fuentes solventes» llegaron a dar por hecho que el segundo jefe del comando asaltante era, en efecto,

este militar quien, hasta la fecha, se le suponía fuera de España. Portavoces y receptores (que citaron

siempre como fuentes a medios oficiales) sostuvieron la falaz aseveración, incluso después de que una

persona, identificada como portavoz de ta familia del acusado, desmintiera rotundamente poco después

del mediodía.

El acusado refuta la mentira

Tuvo que ser el propio Gil Sánchez Valiente, desde un país extranjero, quien, tras ser requerido a través

de una conversación telefónica por su hermano Joaquín, refutara la mentira. Eran —como escribimos las

diez de la noche y la noticia tergiversada había circulado ya profundamente en todos los boletines de

radio, agencias y televisión. Tras mostrarse sorprendido —no conocía siquiera la existencia del asalto al

Banco— y muy molesto por la utilización interesada de su nombre en el suceso que ha tenido a España

pendiente de los medios informativos, negó categóricamente cualquier relación con el mismo.

Hay que recordar en este sentido que el propio ministro de Defensa, Alberto Oliart, tras el acto de jura de

Bandera en el CIR de Vitoria celebrado en la mañana, había asegurado tener noticia de su entrada en

España y de que el Gobierno «sabía que se le había localizado en Andorra». Igualmente el general de la

Benemérita, Rodríguez Toquero, pidió a su otro hermano, Jesús, que fuera a negociar con Gil a

Barcelona. Y «medios militares» habían dado gran importancia al hecho de su participación en el

secuestro dé la plaza de Cataluña por los conocimientos de logística que se le atribuían. Estas mismas

fuentes especularon también con las hipotéticas motivaciones que habrían llevado al capitán Sánchez

Valiente a semejante acción, comparándolas con las que impulsaron al comandante Pardo Zancada a

sumarse a la irrupción en el Congreso de los Diputados.

«Toda la familia está indignada por la manipulación que se ha hecho del nombre de mi hermano», declaró

Jesús, uno de sus hermanos

El capitán de la Guardia Civil desmintió personalmente su implicación en el asalto al Banco Central

«Del mismo modo —añadieron—, pudo haberse considerado, asimismo, como un desertor tras el

frustrado intento de golpe y ha podido intentar lavarse con una acción para liberar a personas que, como

él, participaron en la acción de febrero pasado.»

«Mi hermano —dijo Joaquín Sánchez Valiente, tras hablar con el sorprendente y sorprendido acusado no

es im terrorista, sino un señor con mucho honor que ama mucho a su Patria. Cuando haya pasado todo el

proceso relativo a los hechos del 23-F, no tendría inconveniente en demostrar las mentiras, las solemnes

calumnias y las barbaridades que se han dicho contra él. Es más, nosotros hemos estado callados

constantemente, la verdad que por no levantar más amargura de la que ya teníamos. Pero lo cierto es que

se ha dicho cada cosa que temblaba el pelo.»

Sin embargo, dos horas más tarde cuando ya se conocía el desenlace y por consiguiente la inocencia del

citado capitán de la Guardia Civil, su otro hermano, Jesús (que había sido el primero, poco después de las

doce del mediodía, en negar veracidad a los aludidos rumores tendenciosos y a asumir la responsabilidad

de tal presunción, en aquel momento lo era), señaló: «Toda la familia está indignada por la manipulación

que se ha hecho del nombre de mi hermano sin tener unas pruebas fehacientes y lo que estamos esperando

es que los medios de comunicación rectifiquen para que el honor y la fama que se le los terroristas se

rindieron.

Pag. 11

El capitán ha podido quitar se le puedan restituir. La indignación ante este hecho es total. Lo que se ha

estado haciendo es vergonzoso, ¿cómo se puede decir semejantes cosas con el daño que se puede hacer?

No es su forma de ser ni su carácter. Secuestrar a unos pobres ciudadanos que no tienen nada que ver en

esto, por muy indignado que se pueda estar con el régimen, la política o lo que sea, no lo hace», recalcó.

El portavoz familiar dijo también desconocer el paradero actual de don Gil Sánchez Valiente.

Joaquín Sánchez Valiente aludió a un articulo («¿Acaso estamos solos»?) publicado por su hermano en

este periódico como muestra idónea, resumen, de su verdadero pensamiento.

Ynestrillas ofreció su colaboración a la superioridad

El comandante Ynestrillas, destinado actualmente en la Escuela Politécnica del Ejército, ofreció ayer a

mediodía sus servicios a la superioridad, en relación con los sucesos del Banco Central de Barcelona,

según manifestaron a Europa Press personas allegadas al mismo.

Se le ha hecho constar que tal ofrecimiento será tomado en cuenta, si bien de momento no se veía la

necesidad de utilizarlos.

 

< Volver