Los terroristas se rindieron. 
 El "Grupo-80" puede haberse formado en Badalona  :   
 Tiene tendencias anarquistas y algunos de sus miembros, antecedentes policiales. 
 El Alcázar.    25/05/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El «Grupo-80» puede haberse formado en Badalona

Tiene tendencias anarquistas y algunos de sus miembros, antecedentes policiales

El denominado «Grapo-80», al que se atribuye la toma con rehenes del Banco Central de Barcelona por

espacio de treinta y seis horas, pudo haberse formado inicialmente en la localidad de Badalona.

Fuentes relevantes que han mantenido constante relación con el mando operacional, situado en la sede del

Banco de Bilbao, han facilitado a Efe los anteriores datos. El origen del grupo es impreciso, asi com sus

vinculaciones, que las fuentes antes citadas las sitúan próximas a tendencias anarquistas.

Los diez detenidos tienen edades comprendidas entre los 18 y los 22 años, a excepción de uno de ellos

que rebasa los 45. Por el momento se conocen los nombres de José Juan Martínez Gómez, de 25 años, y

Tomás Paz Premado, así como los de pila de Ramón y Cristóbal, otro miembro del comando, que resultó

muerto en el enfrentamiento tenido con los «GEOS», fue identificado como José Sánchez Martínez, de 38

años, vecino de Tamisa.

Las fuentes consultadas por Efe creen saber que los.detenidos habían recibido importantes sumas de

dinero —entre cinco y seis millones de pesetas cada uno— en la localidad francesa de Perpignan.

Otros detalles relacionados con el asalto permiten saber que los setecientos millones de pesetas que

habían sacado de las sacas del Banco Central, se encontraban desparramados por el patio de operación

revueltos con cascos de botellas, residuos de alimentos, muebles rotos y pasamontañas sueltos. Se está

procediendo al recuento del dinero, aunque una primera estimación señala que está completo.

Los asaltantes iban dotados de taladros de mano con los que trataron de practicar vías hacia los desagues

sin conseguido, dado el grosor de las paredes del Banco. En su primera intervención, el grupo se mostraba

seguro y perfectamente cohesionado. Inicialmente, introdujeron a cincuenta empleados en la cámara

acorazada y a los restantes, contra las ventanas del edificio.

Desde el primer momento observaron que el cajero de la entidad bancaria, señor Royan, mostraba buen

temple y gran serenidad, por lo que fue utilizado como mediador en las ocasiones en que establecían

contacto con el exterior.

Por último, han precisado las fuentes informantes qué algunos miembros del grupo asaltantes han sido

reconocidos de inmediato por la Policía de Barcelona debido a sus antecedentes, y que sobre uno de ellos

pesaba una orden de busca y captura por la muerte de un policía.

 

< Volver