Abucheos al delegado del Gobierno. 
 Escámez, presidente del Central, intentó tranquilizar a los familiares de los rehenes     
 
 El Alcázar.    25/05/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Escámez, presidente del Central, intentó tranquilizar a los familiares de los rehenes

Abucheos al delegado del Gobierno

Después de las palabras, acogidas con abucheos, del delegado del Gobierno, señor Rovira Tarazona, ante

los familiares, intervino el presidente del Banco Central, señor Escámez, quien pidió que se escuchase a

las autoridades, pues «están haciendo todo lo posible y hablan con toda sinceridad». Los familiares

aplaudieron, según informó Europa Press.

Posteriormente intervino el alcalde de Barcelona, Narcis Serra, quien indicó que «si no hay disciplina no

saldrá nada bien», por lo que fue abucheado sonoramente por los presentes.

El alcalde de Barcelona añadió que hasta ahora los asaltantes han «cumplido» y que han sacado ya a

numerosos rehenes (nuevos pitos y abucheos). «Es necesario controlar los nervios —añadió— porque los

asaltantes se quejan de determinadas declaraciones hechas por la radio.»

Después el señor Serra dijo que en la próxima conexión que «se tenga con los asaltantes, pueden salir 20

ó 25 rehenes». Además, el alcalde de Barcelona garantizó a los familiares que «no tengan miedo», que

«las Fuerzas de Seguridad no actuarán».

Finalmente, intervino de nuevo el delegado del Gobierno, Rovira Tarazona, y fue de nuevo abucheado.

Convocado un paro en la Banca catalana

Las centrales sindicales CC.OO. y UGT han convocado

El director general del Banco Central dirigiéndose a tos familiares de los rehenes para hoy una huelga de

12 a 13 horas en el sector de Banca de Cataluña, como protesta por el asalto a la sede del Banco Central

de Barcelona.

Como es sabido, hay convocados por el mismo motivo dos paros de quince minutos de duración en todos

los sectores para el mismo día.

Por otra parte, los empleados del Banco Central celebrarán asamblea hoy a primera hora para estudiar la

situación y en caso de que ésta no haya sido resuelta extenderán la huelga a toda la jornada, según

señalaron fuentes sindicales a Europa Press.

Por su parte, la patronal catalana Fomento del Trabajo Nacional se pronunció en contra de los paros

convocados, en un comunicado remitido a Efe.

Se indica en la nota que «una de las formas de colaborar en el proceso desestabilizador es alterar la

normalidad laboral del país».

Se agrega que «parando, sólo se logra multiplicar el efecto desestabilizador que persiguen los que

intentan la ruina del país en todos sus aspectos».

«Nadie ignora —se añade— que los actos terroristas resultarían infinitamente menos lesivos para la

convivencia ciudadana si todos ios españoles les contestáramos con la más eficaz de las repulsas, que es

seguir trabajando normalmente y exigir a los poderes públicos la más severa aplicación de las leyes.»

Por último, se dice que «por lo tanto, los empresarios catalanes afirmamos nuestra voluntad de no

secundar paro alguno que indirectamente contribuya a magnificar el proceso desestabilizador».

25 mayo 1981 / EL ALCÁZAR

 

< Volver