Los terroristas se rindieron. 
 Blas Piñar: "Si el Gobierno tuviese dignidad, debía presentar su dimisión"  :   
 Se trata de la maquinación fraudulenta más grave que registra la historia política contemporánea. DDE: Condena el asalto y la manipulación informativa. 
 El Alcázar.    25/05/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL ALCÁZAR / 25 mayo 1981

los terroristas se rindieron

Pag. 13

Blas Pinar:

«Si el Gobierno tuviese dignidad, debía presentar su dimisión»

Se trata de la maquinación fraudulenta más grave que registra la historia política contemporánea

DDE: Condena el asalto y la manipulación informativa

El líder de Fuerza Nueva, Blas Pinar, realizó unas declaraciones a Europa Press en relación con el

desenlace del asalto al Banco Central de Barcelona, pidiendo la dimisión del Gobierno

La declaración del señor Pinar a Europa Press es la siguiente:

«Me parece que se trata de la maquinación fraudulenta más grave que registra la historia política

contemporánea. La imputación hecha por los medios de comunicación y con la tolerancia del Gobierno a

las Fuerzas de la Guardia Civil, a la ultraderecha y hasta, concretamente, a Fuerza Nueva, del asalto a la

sede central del Banco Central de Barcelona, me parece que es una canallada.

Me parece que hace falta exigir una reparación pública a esta grave imputación que se ha hecho a un

benemérito Cuerpo como es el de la Guardia Civil y, además, a los partidos políticos como Fuerza Nueva,

que se comportan siempre con una absoluta honestidad y que no utilizan en la vida política más medios

que aquellos que la ética cristiana autoriza.

Me parece que se ha sentado un mal precedente y creo que si el Gobierno tuviese en este momento

dignidad, debí a presentar la dimisión.»

Condena de Derecha Democrática

Derecha Democrática Española al conocer el desenlace del asalto al Banco Central de Barcelona y

posterior secuestro de sus ocupantes, reitera la enérgica condena de este nuevo atentado terrorista, que

formuló nada más conocerlo.

Pero a la vez condena también con la misma energía la manipulación informativa hecha por los medios de

comunicación del Estado atribuyendo, con ligereza y falsedad, la ejecución de estos hechos delictivos á

miembros de las Fuerzas del Orden o de extrema derecha, como los han calificado, a la vez que exige de

los Poderes Públicos que por servicio a la verdad y por respeto a dignísimas Instituciones se ponga coto a

estos desmanes propagandísticos.

 

< Volver