La investigación. 
 Extraña conexión francesa de los asaltantes     
 
 Diario 16.    26/05/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Extraña conexión francesa de los asaltantes

Barcelona — La investigación policial en torno a los sucesos ocurridos el pasado fin de semana en

Barcelona, donde fue asaltada la oficina principal del Banco Central, se orienta hacia la «conexión

francesa» entre los protagonistas del secuestro y sus promotores.

Fuentes oficiales del Gobierno y de la Policía aseguraron que detrás de los diez u once asaltantes se

encuentra algún grupo de ideología ultraderechista que prometió a aquéllos cinco millones de pesetas en

una reunión celebrada hace algunas fechas en Perpiñán, ciudad francesa muy próxima a Gerona.

Precisamente, en Perpiñán celebró recientemente un encuentro el ultraderechista Grupo 80 y allí residen

los padres de dos de los asaltantes del Banco Central, los hermanos Cristóbal y Jorge Valenzuela Marcos.

Estos residen desde hace tiempo en Francia, a donde huyeron al ser llamados a filas, siendo declarados

prófugos. Juan José Martínez, conocido durante el asalto como «numero uno», vivía en Francia, a donde

huyó pasando clandestinamente la frontera tras un atraco a la Caja Rural de Huércal, en Almería.

Por su parte, Francisco Domínguez Martín, otro de los secuestradores del Banco Central y, al igual que

los hermanos Valenzuéla Marcos, natural dé Villanueva y la Geltrú (Barcelona), también reside desde

hace tiempo en Francia.

Tanto el «número uno» como el «número dos», Juan José Martínez y Cristóbal Valenzuela

respectivamente, eran conocidos por la Policía por su filiación anarquista. Sin embargo, el comité

regional de Cataluña de la CNT negó, ayer, que los integrantes del comando guardaran relación alguna

ni con la actuación ni con la ideología de su organización anarcosindicalista.

El delincuente que resultó muerto durante la operación llevada a cabo por los GEO para liberar a los

rehenes del Banco Central de Barcelona se llamaba José María Cuevas Jiménez y no José Sánchez

Martín, como se dijo inicialmente.

La confusión respecto a su verdadera identidad se debió, según fuentes policiales, a que el asaltante

portaba durante el secuestro la documentación de un vecino fallecido hace algún tiempo.

Cuevas Jiménez había nacido en Alhama (Granada) hace treinta y cuatro años, y deja viuda y dos hijos.

Vivía en la carretera de Rubí, en Tarrasa (Barcelona). Estaba en posesión del carnet de paro por haber

trabajado durante algún tiempo. en el sector textil. El pasado mes de septiembre fue detenido por la

Policía y era conocido por obseso sexual.

Su esposa, Juana Yerra González, de treinta años, recibió ayer la noticia de la muerte de su marido a

través de un periodista. Manifestó que no había visto a su marido desde primera hora del sábado, que no

sabía nada y no se había preocupado por su ausencia, ya que solía faltar con frecuencia.

Oscuros intereses

Otro de los asaltantes reducido por las Fuerzas de Seguridad es Mariano Bolívar Tirado, de veintiún años,

nacido en Brenes (Sevilla) y vecino de Tarrasa como el anterior. Hacía menos de un mes que salió de la

cárcel Modelo de Barcelona, tras cumplir condena por robos de coches y en establecimientos.

Anteriormente fue detenido en varias ocasiones acusado de amenazas, robo y estupro. Las investigaciones

policiales corren a cargo de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, al parecer, con la colaboración

de los Servicios de Información de la Guardia Civil, permaneciendo al margen de la Brigada Central de

Información.

En fuentes policiales se confía en llegar rápidamente al esclarecimiento de la identidad y los «oscuros

intereses» de los promotores del asalto. En la madrugada de ayer, se habían intervenido doce armas de

fuego utilizadas por los asaltantes.

EL SUCESO DE BARCELONA

26-mayo-81/ Diario18

Al menos cuatro de los nueve terroristas detenidos en relación al asalto del Banco Central de Barcelona,

entre ellos el jefe del comando, residían desde hace tiempo en Francia, donde, según las primeras

investigaciones, los asaltantes tuvieron las primeras conexiones con los ultraderechistas que planearon la

operación. Se trata del número uno, Juan José Martínez, los hermanos Valenzuela Marcos y Francisco

Domínguez Martín.

 

< Volver