Autor: A. A. G. . 
 Los partidos políticos, interesados en aclarar las dudas. 
 Calvo-Sotelo informará hoy al Congreso del asalto al Banco     
 
 ABC.    26/05/1981.  Página: 1, 5. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

Los partidos políticos, interesados en aclarar las dudas

Calvo-Sotelo informará hoy al Congreso del asalto al Banco

MADRID.(A. A. G.) Dudas, muchas dudas, ha levantado el resultado iinal del asalto armado a la

sede del Banco Central en Barcelona; un atentado resuelto felizmente para los rehenes allí

retenidos que, no obstante, no ha satisfecho a la opinión pública en cuanto a la autoría, filiación

política, número de asaltantes, posibles instigadores, armamento utilizado, fuentes de

financiación, etc., del comando terrorista. Los partidos políticos reaccionaron ayer ante la

curiosidad generalizada solicitando la presencia del presidente del Gobierno ante el Pleno del

Congreso que se inicia esta tarde.

A primeras horas de la noche de ayer, ta Secretaría de Estado para la Información confirmaba

a ABC que Leopoldo Calvo-Sotelo tiene decidido intervenir personalmente ante la Cámara para

informar sobre los sucesos de Barcelona. Otras fuentes, sin embargo, apuntaban que la

decisión está tomada en «un noventa y nueve por ciento», pero que no hay que descartar que

sea el titular del Ministerio del Interior quien informe al Congreso.

Prácticamente todas las fuerzas políticas, desde Minoría Catalana, que ha interpelado al

ministro del Interior sobre lo que califica de «gravísimo atentado contra la seguridad

ciudadana», a PSOE y PCE, que han presentado sendas mociones para que el jefe del

Ejecutivo explique «las contradicciones» entre las informaciones oficiales y oficiosas previas y

posteriores a la solución del secuestro. El propio Grupo parlamentario Centrista, por boca de su

portavoz, Miguel Herrero Rodríguez de Miñón, ha expresado su deseo de recibir una

exhaustiva información. «No descarto que sean unos "chorizos"; pero el Gobierno debiera

explicarlo para acabar con la confusión». Herrero de Miñón, que en declaraciones ante un

grupo de periodistas se manifestaba ayer especialmente duro—«es una lástima que no hayan

matado a todos tos asaltantes», llegó a decir —, considera que «ahora no hay contestación al

Gobierno en el Grupo parlamentario».

El PSOE, por su parte, convocó reunión extraordinaria de su Comité federal. El comunicado

final destaca la eficacia de las fuerzas de seguridad, especialmente de los GEO, y evalúa los

acontecimientos de Barcelona, «al margen de la confusión creada por algunas versiones

aparecidas tras el secuestro», como un «nuevo episodio de una importante operación de

ultraderecha, cuyo objetivo es el establecimiento de una dictadura que acabe con la paz en

España», e insiste en la necesidad de que «el Gobierno realice todas las acciones necesarias

para descubrir y desarticular a los grupos que utilizan la dialéctica golpismo-terrorismo».

Al mismo tiempo, y en la línea que viene siendo habitual en el PSOE desde él 23-F, el Partido

Socialista insiste en la idea de que hay que «fortalecer al Poder ejecutivo, de forma que éste

sea capaz de infundir confianza a la población e integrar a todos los españoles en la

construcción de un modelo civilizado de convivencia». Una alusión clara a su reiterada oferta

de gobernar. en coalición con UCD.

(Pág. 5)

MARTES 26-5-81

Todos quieren saber

Calvo-Sotelo informará al Pleno del Congreso.

El presidente del partido centrista ha destacado la firmeza y serenidad con que se ha mostrado

el Gabinete; sin embargo, y aunque el suceso no puede ser imputable al Gobierno, hay que

destacar el comentario de Javier Rupérez ante el hecho terrorista. «Historias como la de Tejero

o el asalto al Banco Central —ha dicho el jefe de la Delegación española en la Conferencia de

Seguridad Europea— afectan gravemente a nuestro prestigio internacional.»

Es un error, sin embargo, pretender que la acción externa pueda salvar definitivamente nuestra

incipiente democracia. Medidas internacionales de apoyo servirán para apuntalarla, «la

solución —considera Rupérez— está en nosotros». Tiene razón.

Una coincidencia generalizada en la opinión de los partidos políticos está en la necesidad de

una mayor agilidad informativa por parte de la Administración. Información y firmeza son los

puntos que destaca Jorge Verstrynge, secretario general de Alianza Popular, para «no

contribuir a la estrategia de la tensión». También desde la óptica de AP se insiste en el análisis

de que el desgaste de la situación está originado por la existencia de un «Gobierno aislado,

minoritario e incapaz de alterar el curso de los acontecimientos». Al igual que el PSOE, aunque

con signo evidentemente distinto, la oferta aliancista de un Gobierno «de mayoría natural» está

implícitamente contenida.

Ningún partido con grupo parlamentario, sin embargo, llega al extremo de pedir la dimisión del

Gabinete, Sólo Fuerza Nueva considera que «se ha sentado un mal precedente» y que debiera

presentarla. Como, desde oíro orden de cosas, extraña el silencio absoluto mantenido por el

PNV.

Las distintas actitudes de los partidos y la aceptación de Calvo-Sotelo de acudir hoy al Pleno de

la Cámara, decisión que se hará oficial en la Junta de portavoces que se celebrará a última

hora de la mañana de hoy, inducen a pensar que el Gobierno tiene en su poder información

solvente sobre los acontecimientos y que, presumiblemente, de las investigaciones en marcha

puedan derivarse importantes revelaciones que bien pudiera hacer públicas esta tarde

Leopoldo Calvo-Sotelo.

 

< Volver