Autor: Pérez Varela, Jesús. 
   Pérez Varela     
 
 El Imparcial.    14/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

PEREZ VARELA

ANTES de las elecciones generales Tarancón advirtió a la grey democristiana: «Suárez pasa.

La Democracia Cristiana permanecerá». Tarancón decía sin eufemismos a todo el que quiso

consultarle que había que incorporarse a la UCD. Estaba detrás de la operación el

vicepresidente del Gobierno de entonces, don Alfonso Osorio. Y también, para qué vamos a

engañarnos, cuatro mil millones de pesetas que el erario público ponía apresuradamente en las

manos de la Iglesia. Después del descalabro electoral de las fuerzas democristianas que

viajaron el 15-J. por libre, todos coincidieron: Tarancón tenia ra/ón. Hay en España, a estas

alturas, más asesores de la Santa Roma, que alemanes durante la guerra civil. Su misión es

ésta: crear un frente común homogéneo democristiano dentro de la UCD, o, dicho en plata,

hacer entrismo en la UCD, para desestabilizarla a favor de la ideología del Vaticano en los

proximos meses. La operación consiste en dar jaque a Suárez. Pero la pregunta es ésta:

¿cómo? La respuesta la tiene el nuncio de Su Santidad en Madrid: monseñor Benelli. en el

Vaticano: Kol, en Alemania, y las alas más conservadoras de la democracia cristiana italiana. El

jaque a Suárez es la consigna distribuida por todos ellas, o por sus representantes en Madrid, y

los argumentos fueron dados a conocer apresuradamente el pasado fin de semana. La

operación es de tanta trascendencia que ayer, en medios próximos a Alianza Popular, se creía

que podía afectar A este partido, concretamente por el lado de Silva Muñoz.

Estaban asi las cosas, con unas tensiones a nivel militar que no remiten y que pueden

aumentar si sigue adelante una extraña operación que consiste en conceder el ingreso en la

Orden de San Hermenegildo a un miembro de la Unión Democrática Militar; estaban asi las

cosas, cuando el partido de Manuel Fraga recibe desde el poder otro jarro de agua fría, o,

mejor dicho, otra muestra de que todos están de acuerdo en marginar a Alianza Popular,

Estaban así las cosas, cuando llegan noticias de todo crédito en el sentido de que desde el

poder se está realizando el reparto de presidencias y vocalias de bancos entre los partidos

políticos, y, cosa no extraña, en la operación no entra ningún miembro de Alianza Popular.

Efectivamente, el reparto de prebendas, como en el antiguo régimen, ha sido pactado desde el

poder. Y queda así. Presidencias de la Banca oficial, para miembros de UCD. Vocalias de la

Banca privada , para UCD . Vocalias de las Cajas de Ahorro, para el Partido Socialista Obrero

Español , Vocalias o presidencias de las Cajas Rurales, para el Partido Comunista.

 

< Volver