Según ha declarado en los primeros interrogatorios. 
 El "número uno" no conocía al cerebro de la operación     
 
 Diario 16.    27/05/1981.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Según ha declarado en los primeros interrogatorios

El «número uno» no conocía al cerebro de la operación

Juan José Martínez, «El Rubio», «número uno» de la operación de asalto a la sede del Banco Central de

Barcelona, ha declarado en los primeros interrogatorios que no conocía a la persona que preparó la

operación.

Barcelona - Juan José Martínez, «El Rubio», jefe del comando que el pasado sábado protagonizó el

Asalto a la sede del Banco Central de Barcelona, ha declarado durante el transcurso de los primeros

interrogatorios policiales que no conoce a la persona que preparó la operación y que lo único que a él le

transmitieron es que se trataba de una acción muy importante, según informaron a Europa Press fuentes

relacionadas con las autoridades que llevan el caso.

Las mismas fuentes han informado que en las declaraciones de Juan José Martínez, «El Rubio», éste

afirmó que se había entrevistado por primera vez en Perpignan con un hombre al que no conocía y que le

propuso llevar a cabo este asalto al Banco Central, mediante el pago de cinco millones de pesetas para la

totalidad de los asaltantes. En esa primera entrevista, el desconocido le entregó a Juan José Martínez un

millón y medio de pesetas.

La fiscalía de la Audiencia Provincial de Barcelona ha confirmado que las diligencias relacionadas con el

asalto al Banco Central pasarán a la Audiencia Nacional. Por tanto, una vez que se cumplan los diez días

de plazo previstos en la ley Antiterrorista, los detenidos abandonarán las dependencias policiales de

Barcelona y serán trasladados a Madrid, a disposición deí Juzgado Central de la Audiencia Nacional.

Fuentes jurídicas informaron a la agencia oficial Efe que no sería fácil tipificar el tipo de delitos en que

incurrieron los asaltantes. Dichas fuentes precisaron que para aplicarles el delito de sedición tiene que

probarse que el grupo formaba una «banda o grupo armado organizado» y que tenían realmente

intencionalidad política. En ese caso, la pena podría ser de 20 a 30 años de prisión.

Si se abandonara el supuesto de la intencionalidad política, se les podría aplicar los artículos 480 y 481

del Código Penal que hablan de secuestro, agravado por el hecho de poner condiciones a la autoridad.

Esta hipótesis conllevaría una petición de 17 años, 4 meses y 1 día a 20 años.

El fiscal jefe de la Audiencia Territorial de Barcelona informará al ministro de Justicia, Francisco

Fernández Ordóñez y al fiscal general óel Estado, José María Gil Albert sobre las investigaciones que se

realizan en torno al asalto.

Se emocionaron

En el puesto de mando del Banco de Bilbao de Barcelona, desde donde autoridades civiles y militares,

que siguieron las operaciones de liberación de los rehenes del Banco Central, se trabajó con la hipótesis e

información, dada por los propios asaltantes, de que algunos eran de la Guardia Civil.

Cuando los geos detuvieron al primer asaltante y se conoció al instante que en el asalto no había

participado ningún miembro del Benemérito Cuerpo, todas las autoridades militares y civiles, y sobre

todo el general Aramburu Topete y el general Pajuela, sintieron un gran alivio e incluso se emocionaron.

Diario 16/27-mayo-81

NACIONAL

 

< Volver