Abril Martorell. 
 Ha sido una importante llamada de atención al Gobierno y a la sociedad española  :   
 Nos damos por enterados y recomendamos a los agricultores que vuelvan a sus casas. 
 Arriba.    02/03/1977.  Página: 8-9. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

ABRIL «HA SIDO UNA IMPORTANTE MARTORELL LLAMADA DE ATENCIÓN»

«Nos damos por enterados y recomendamos a los agricultores que vuelvan a sus casas»

MADRID. (De nuestra Redacción.)—«Ha sido una importante llamada de atención al Gobierno y a la

sociedad española sobre los problemas del sector», dijo ayer el Ministro de Agricultura, don Fernando

Abril Martorell, en una rueda de Prensa convocada con motivo de la llamada «guerra de los tractores».

Acompañaban al señor Abril el secretario general técnico del departamento, don Luis Gamir;

subsecretario, don Jaime Lamo de Espinosa; director del gabinete técnico, don Sebastián Llompart;

director general de la Producción Agraria, don Jorge Pastor Soler, y director general de Coordinación

Informativa, don Gonzalo Rodríguez del Castillo.

El Ministro de Agricultura, en su intervención ante los periodistas, señaló que los efectos prácticas de la

postura conflictiva de los agricultores ya se habían producido, y que la opinión pública había tomado

conciencia del problema.

«El Gobierno —dijo— comprende la desazón del agricultor, se da por enterado, entiende que es un

conflicto importante, contempla la simpatía con que la sociedad española ve los problemas de fondo de la

agricultura y recomienda a los agricultores que se vuelvan a sus casas.»

En varias ocasiones, el señor Abril insistió en que el objetivo que se proponían los agricultores —llamar

la atención— se había conseguido.

Diálogo con los agricultores.

El Ministro de Agricultura dijo que su Ministerio se encuentra abierto a todas las personas representativas

del campo español y que durante la última semana se habían mantenido reuniones con representantes de

Lugo, Logroño, cuenca del Ebro, Álava, Navarra y Burgos, «lo que demuestra —dijo— la predisposición

de este Ministerio a entrar en los temas. Sin embargo, quizá no se hayan discutido temas demasiado con-

cretos por la imposibilidad de plantearles unilateralmente. «No estoy muy seguro —añadió— de que las

soluciones económicas para la agricultura española hayan sido las adecuadas ni hayan sido adoptadas en

el momento preciso. Por ello, sobre este fondo de desazón, de desesperanza y de sensibilidad del país se

ha producido ahora una situación conflictiva.»

Destacó, igualmente , que, aparte de algunas actitudes violentas, como el bloqueo de las carreteras en

Valladolid, (al Gobierno y a la sociedad española ) el comportamiento cívico de los agricultores había

sido la tónica general.

Buena disposición

A preguntas de un informador, el señor Abril dijo que comprendía que era difícil que los agricultores, a la

vista de anteriores promesas no cumplidas se creyeran esta nueva promesa de abordar a fondo los

problemas del campo, «pero creo que el permanecer en actitud conflictiva no aporta nada a la buena

disposición del Gobierno».

Declaró el Ministro de Agricultura que desconocía si existía una petición de audiencia al Presidente del

Gobierno por parte de los agricultores y que tenía informado al señor Suárez de la situación.

Preguntado sobre quiénes podrían ser interlocutores válidos con la Administración, el señor Abril dijo que

en la actualidad existía «un barullo no ajeno a la situación general del país, relacionado con el

problema general de la representatividad» y que «confiaba más en la apelación pública en general».

«Hay que negociar —dijo— casi directamente con la opinión pública, ya que resulta difícil negociar con

algo incorpóreo», y manifestó conocer que estaban actuando sobre los agricultores, en unas partes,

fuerzas y organizaciones nuevas y, en otras, organizaciones tradicionales.»

En relación con la detención de un militante de UGT con motivo de su participación en el conflicto, dijo

desconocer el asunto.

La situación en la mañana de ayer

El Ministro de Agricultura, en el transcurso de la rueda de Prensa, iba recibiendo información puntual

sobre la marcha del conflicto. A las once de la mañana de ayer, según dalos que facilitó el señor Abril a

los periodistas, recogidos por los servicios técnicos y delegaciones del Ministerio, eran 22.560 los trac-

tores que en ese momento se encontraban estacionados en las carreteras españolas.

 

< Volver