Autor: Rodríguez, Carlos. 
   La política y los días     
 
 Arriba.    10/12/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CARLOS RODRIGUEZ

LA POLÍTÍCA

y los días

Ayer, poco después del mediodía, era puesto en libertad Francisco Aldanondo. Así, por feliz coincidencia,

cuando hoy se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, no hay presos políticos vascos en

las cárceles, por vez primera en largos años. Otra noticia reconfortante del mismo signo es que entre las

innumerables firmas de todo el mundo que avalan el último documento de Amnesty International,

pidiendo la libertad inmediata de todos los prisioneros de opinión, se encuentran las de Adolfo Suárez y

Felipe González. El Presidente dei Gobierno puede tener la satisfacción de firmar en conciencia ese

documento, porque también por vez primera en muchos años no hay presos de opinión en España.

Ahora se encuentra en manos de ETA la posibilidad de hacer plena la pacificación y reconciliación üe

todos los pueblos de España. Sería suficiente para ello con que ETA iniciara una tregua pública en tentó

se desarrolla el proceso de autonomía del País Vasco. Lo que ya no puede hacer ETA es seguir

confundiendo los términos ante la opinión pública. Completada la amnistía, consolidada la democracia,

sólo pueden esgrimir la voz del pueblo vasco quienes reciben su representación a través de las urnas. SÍ

ETA no baja las armas, antes o después la opinión pública acabará poniéndola en el mismo platillo que a

los «Grapos», los «triple A» y semejantes. Pasando, en suma, de las páginas políticas a las de sucesos.

Porque la vida política española discurre ya con perfecta fluidez por los cauces de ta normalidad

democrática. Ayer, los parlamentarios del archipiélago se reunieron para dar los últimos toques ai

proyecto de autonomía de Canarias. La autonomía de Canarias la van a hacer y dirigir los partidos

políticos democráticos, no el MPAIAC. Cuando las razones y los votos predominan sobre las armas, todo

es más fácil y más rápido: ahí está, ya en acelerado funcionamiento, la Generalidad de Cataluña, cuyos

consejeros ejecutivos tomaron anoche posesión oficial de sus cargos. Termina con ello, por cierto, la

funcionalidad de la ´(asamblea de parlamentarios», ya que el presidente Tarradellas ha reiterado su tesis

de que la política se hace por el ejecutivo y Jos partidos, no por los parlamentarios, cuya función es otra.

La correlación, por otra parte, habrá de establecerse en su día entre el Gobierno autónomo y el Parlamento

autónomo.

Una mala noticia de la jornada vino en la publicación de los índices de coste de vida correspondientes a

los primeros diez meses del ano. El 24,2 por 100 de incremento nos acerca peligrosamente al temido 30

por 100 anual de las profecías pesimistas. Sin embargo, miembros del Gobierno creen que el índice

crecerá poco en los dos últimos meses y que el global anual no excederá del 26 por 100, lo que, de

conseguirse, sería ciertamente una buena señal. Lo que más ha subido, la alimentación: el 27,6 por 100.

Los modestos siguen pagando proporcionaImente mayor inflación.

Por lo demás, el día discurrió con alguna expectación ante la lentitud con que los partidos integrados en

UCD proceden a su acordada autodisolución. No parece, sin embargo, que vaya a haber sorpresas. Los

líderes tienen, naturalmente, que´informar a sus ejecutivas y obtener su consenso. En régimen de libertad,

las cosas necesitan tiempo y esfuerzos. Consejo de Ministros largo en la Moncíoa.

LOS CAMIONEROS. — El mundo del transporte es, desde luego, mucho más amplio, pero aquí, como

en los demás países, se piensa en seguida en los camioneros, la fuerza de choque de todos los grandes

sindicatos. La Federación de Transportes de UGT celebra su congreso nacional en Madrid y está prevista

la asistencia del líder sindical británico del transporte, Jack Jones, próximo, por cierto, a dejar el mando a

su sucesor. Hace cosa de un año, los encuestadores preguntaron a los británicos quién pensaban que era el

hombre más poderoso del país. La respuesta mayorítaria fue: Jack Jones, más poderoso que el primer

ministro. Atención, pues, a los nombres que empiecen a despuntar como líderes sindicales del transporte.

 

< Volver