La excavación parte de unos locales alquilados en abril por el miembro del comando muerto en el Banco Central. 
 Los terroristas cavaron un túnel en el itinerario del desfile militar del domingo en Barcelona     
 
 El País.    27/05/1981.  Página: 1, 13. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

EL PAÍS, miércoles 27 de mayo de 1981

NACIONAL

La excavación parte de unos lócalo alquilados en abril por ti miembro del comando muerto tn d Banco

Central

Los terroristas cavaron un túnel en el itinerario del desfile militar del domingo en Barcelona

ALFONSO QUINTA

La policia descubrió anteanoche m I enrié* construcción —catado con toda probnfctK-dad por Im

terrorista*— a solo unos veintf-cinco metro* de la ai mida Diagonal, doWe el prójimo domingo tendrá

efecto M desfile militar presidido por el rey Juan Carlos.

Descubrimiento «e proejo a la* 20,45 hora* en la noche del lunes, a raiz de la declara-ciones de MM d*

lo* detenidos por el asalto al Banco Central. La entrada del túnel se encuentra en el Interior de uno»

lócale» semiabandonados de la planta bajadel in-mueble sito en la calle de Rafael de Casa-nera, numero

199. Su boca es de forma circular. de unos dos metros de diámetro. Su profundidad, de unos dos metros.

De w parte inferior sale una galería ea dirección a avenida Diagonal, donde el próximo domingo. a las

once de la mañana, tendrá efecfo un gran desfile militar presidido por el Rey. La longitud de etta galeria

« de unos tres metros.

Según fucnln mi litares rrsponia-btn del tcmj. el domingo, inmediatamente antes de iniciarse el desfile, el

Rey debería pasar en roche descubierto por 1a pane central de la Diagonal, es decir, a unos cuarenta

metros de! inicio del túnel, dada la anchura de dicha calle. El recorrido del Rey. y posteriormente el de las

Tuerzas militares, debe empezar en la pla/a Francrsc Micii (antes Calvo Sote-lo). A continuación, don

Juan Carlos presenciari el pmsode las tropa* desde ana tribuna que se atea en U confluencia de Diagonal

con Enrique Granados, a unos trescientos metros, en linea recta, de la boca del túnel. Ello no implica que

fuese necesario, para llegar a situarse debajo dd centro de la Diagonal o de la tribuna real, perforar tanto*

metros. La utilización de la red de desagües podría simplificar tal presunto proposito.

El inmueble fue alquilado alrededor del día 10 de abril, al parecer, por el atracador que resultó muerto en

la acción llevada a cabo por los C EO. Según testigos directos. eMc arrendatario era «bajo, con bigote

recortado, no muy bien vestido, joven». En concepto de traspaso pagó en efectivo cerca de HA millón de

pcx´tts. Esta cantidad fue la solicitada, pero luego se rebajó. El alquiler era pagado al administrador. Juan

Espina Pujol.

El ¿rrcnJáUfio manifestó que deseaba ¡mular allf una agencia de viajes. El local había sido hasta hace un

par de meses la sede de tas oficinas de una empresa del sector textil. Desde poco desptiís de su alquiler, la

portera del inmueble contiguo y los propietarios de una lechería y colmado también colindante

empegaron a oír midot, Ea el repttro mundo por U polkia en el local apareció MI periódico con fecha dd

pasado dommgo. EJ asalto al Banco Central se había producido e» la ouAaiu dd sábado.

El arrendatario cxptta en ana ocasión a nna portera >|«c coabaa haciendo retornus y q*c ello originaba los

nñdov Respecto a las reforma*, el arrendatario dijo q»e •somos tres o enano, y no nos ponemos de

acvcnto sobre como deben ser las oficinas: por eso vamos despacio*.

Consultados varios vecinos, informaron qnc sólo habían nao al arrendatario antes descrito, pero que.

como el inmueble tiene acceso directo dode la calle, era facil qvc entraran y sabcran otras personas sin ser

vistas.

La policía llegó anteanoche a las 20.45 horas al local en varios coches, junto con un vehículo del servicio

de bomberos de´Barcelona. Estos se ocuparon de forzar la puerta con una palanqueta.

En uno de los vehículos policiales iba esposado uno de los asaltantes al Banco Central-. Policías,

bomberos, vecinos que fueron re-queridos para actuar de testigos en el registro, como impone la ley, y el

detenido penetraron en el local. El detenido no había sido visto antes por los vecinos, pero la policía les

informó que era uno de los asaltantes del Banco Central.

En un cajón de una mesa de despacho fueron halladas dos armas cortas. Se trataba de una pistola de

pequeño calibre y de un revólver de tamaño y calibre superiores.

La boca del túnel estaba situada a sólo un par de metros de la entrada del local. Un cabo de la policía

penetró.por el agujero para inspeccionarlo. No fueron hallados explosivos, ya que tal circunstancia no

consta en el acta preceptiva de registro.

La policía permaneció en aquel lugar toda la noche del lunes al martes. Abandonó el inmueble a las once

de la mañana de ayer. A mediodía, el local permanecía cerrado, pero sin nadie en su interior ni vigilancia,

A las 15.50 horas hicieron acto de presencia funcionarios de la Brigada de Información. Pasadas las cinco

de la tarde se estacionó ante el local una furgoneta de la Policía Nacional y un número empezó a montar

guardia ante la puerta.

Fuentes policiales de toda solvencia confirmaron todos los extremos de la información. Reiteraron la

ausencia de explosivos y afirmaron que tanto este extremo, como otros igualmente significativos,

procedentes también de las declaraciones de los asaltantes detenidos, estaban sometidos a investigación.

Ninguna de las fuentes pudo asegurar que existiese realmente la intención de atentar contra la vida del

Rey. Consideraban que esta era una posibilidad, pero añadían que era más probable que simplemente se

tratase de la colocación de una bomba que produjera pánico entre los asistentes al desfile. En este sentido

es de destacar que, en efecto, en la esquina de Casanova con Diagonal es probable que confluyan muchos

centenares de espectadores de la parada militar.

En el local fueron halladas dos armas cortas

En el túnel de Barcelona no se encontraron explosivos

 

< Volver