Autor: Rico-Godoy, Carmen. 
   Blas, qué demócrata estás     
 
 Diario 16.    30/05/1981.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

LA CALLE DE ENMEDIO

Carmen Rico-Godoy

Blas, qué demócrata estas.

El notario Blas Pinar dejó patidifuso al personal el otro día cuando dijo en el Parlamento que le molesta

mucho que el pueblo identifique a Fuerza Nueva con el fascismo y la extrema derecha.

¿Si no son ultras ni fachas, entonces qué son? —preguntó muy asombrado el ficus en el consultorio de la

acupuntura donde acude a tratarse regularmente.

Serán podencos —opinó la enfermera.

Nunca he visto a unos podencos llenos de correajes y con brazo estirado cantando el «Cara al Sol».

Entonces serán galgos.

¿Galgos? No querían la Constitución, no querían la democracia y ahora resulta que son más demócratas

que nadie.

Si no se me relaja un poco, no podré clavarle la aguja en el sitio preciso.

Claro, con lo bien que se habían adaptado ellos a la democracia. Nadie les ha metido mano a sus fortunas,

se benefician de la libertad para poner bingos, casinos y otros negocios pornográficos.

Le está saliendo aquí un bulto nuevo.

Debe ser un rosón, me salen de vez en cuando. No me lo toque que veo las estrellas.

Pues más bien parece un sanchorrof. Mire, le aprieto un poquito y sale pus.

Entonces es un martinvilla. Eso debe pensar Blas Pinar: «Si Martín Villa es ministro, «por qué no lo voy a

ser yo también? A mí la democracia.

Perdone, pero se le está inflamando el iribarne.

Lo que faltaba.

 

< Volver