Autor: Ramírez, Salvador. 
   Los partidos de Melilla, excepto el PSOE, reaccionan contra el delegado del Gobierno  :   
 Unos manifestantes lanzaron huevos contra su vivienda. 
 ABC.    21/06/1986.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Los partidos de Melilla, excepto el PSO reaccionan contra el delegado del Gobierno

Unos manifestantes lanzaron huevos contra su vivienda

Melilla. Salvador Ramírez

Conocida oficialmente la destitución del capitán del Cuerpo Nacional de Policía José Luis Cervino, varios

cientos de melillenses se manifestaron ante la Delegación del Gobierno como serial de protesta. Los

partidos políticos, a excepción del PSOE, dieron a conocer su repulsa, exigiendo del Gobierno la

destitución de su delegado en Melilla, Andrés Moreno Aguilar. Alrededor de las nueve de la noche del

jueves, unos trescientos melillenses -según Andrés Moreno Aguilar- lanzaron gran cantidad de huevos a

la fachada de la Delegación del Gobierno que alcanzaron a las propias vidrieras del domicilio de su

titular. El delegado ordenó al. capitán de la Policía José Luis Cervino una carga inmediata para disolver a

los concentrados. Pero esa carga no pudo ser efectuada, ya que los manifestantes montaron en sus

vehículos, iniciando una espectacular pitada por las calles adyacentes. Esta circunstancia motivó el cese

fulminante del citado capitán, así como la orden de detención -dictada por el delegado a inspectores del

Cuerpo Nacional de Policía- de un número aproximado a treinta personas que lanzaron huevos, entre los

que se encontraban líderes políticos e incluso candidatos a las elecciones que se celebran mañana.

Cuando los diferentes partidos y asociaciones de la ciudad conocieron esta circunstancia -medianoche,

aproximadamente- se produjo una concentración en las puertas de la Comisaría de Policía, que agrupó a

unas quinientas personas, quienes a pie y sobre vehículos protestaron airadamente por el cese de José Luis

Cervino, solidarizándose en todo momento con las fuerzas de orden público. De allí se dirigieron a la

Delegación del Gobierno, sin que la Policía pudiera evitar el acceso de manifestantes. Poco después fue

cuando el delegado ordenó la carga. Anoche, a partir de tas nueve, una nueva concentración se formó ante

la sede de la Delegación del Gobierno en Melilla. Alrededor de mil quinientas personas se congregaron

para pedir la vuelta a Melilla del destituido capitán de la Policía, José Luis Cervino; también lanzaron

numerosos insultos contra el deíegado gubernamental, Andrés Moreno Aguilar. Hacia las once de la

noche !as personas se habían dispersado.

 

< Volver