Autor: Lafora, Victoria. 
 Campaña electoral 22-J. El líder del CDS paseó saludando por Bilbao. 
 Suárez dice que puede ser desestabilizador hablar del 23-F, pero que él no sacó el tema     
 
 Diario 16.    08/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL LÍDER DEL CDS PASEO SALUDANDO POR BILBAO

Suárez dice que puede ser desestabilízodor hablar del 23-F, pero que él no sacó el tema

Victoria Lafora/D-16 Enviada especial

BILBAO.—Adolfo Suárez aseguró ayer en Bilbao, adonde llegó a mediodía en una agotadora jornada

electoral que incluía el País Vasco, Cantabria y Asturias, que «puede ser desestabilizador hablar en la

campaña electoral del 23-F, pero yo no lo he utilizado, ha sido el señor Benegas cuando dijo que yo dejé a

este país hecho un caos». «Tengo que responderle —añadió—; a mí no me van a obligar al silencio. El

23-F es una página negra de la democracia española que debemos olvidar y, al mismo tiempo, tener

presente para que no vuelva a suceder. Que los demás juzguen de su imprudencia.» Suárez volvió a

reiterar, explicando sus duras acusaciones contra los socialistas, que en el año 80 «se practicó el acoso y

derribo del presidente Suárez y esto se ponía de manifiesto en la actuación de los líderes políticos con

ocasión de cualquier atentado. No hay que olvidar los largos debates parlamentarios porque se empujó a

un diputado y se acusó al Gobierno de ser el culpable del terrorismo. Todo esto contribuía a crear

inestabilidad con un Gobierno que, además, era minoritario».

Otras ofertas

Suárez reiteró una y otra vez que no pensaba centrar su campaña electoral en este tema del 23-F, «porque

tengo otras cosas que ofrecer. Sólo salgo al paso cuando hay acusaciones que quieren desviar la verdad.

Es muy peligroso, yo no he tirado la piedra y quieren que esconda la mano». El autocar dejó ayer a Adol-

fo Suárez en el centro de Bilbao y recorrió un buen número de calles hasta llegar al Hotel Ercilla, donde

se celebró una comida. Como explicaban los propios expertos en temas de esta comunidad autónoma, el

líder del CDS cuenta con un cierto nivel de simpatía en esta tierra y se le reconoce su apoyo al Estatuto en

los últimos tiempos de su Gobierno y, como él mismo dijo, las «magnificas» relaciones que mantiene con

el PNV. En un día de sol y con la gente paseando por la calle, Suárez fue saludando a diestro y siniestro

sin el más mínimo problema o percance. Aquí en Bilbao tenían especial interés en conocer su opinión

sobre la legalización de Herri Batasuna. Suárez manifestó: «El Supremo ha dicho que es legal y ésa es la

interpretación de la ley.» En cuanto a unas posibles negociaciones con ETA por parte del Gobierno de

Madrid, el presidente del CDS defendió que cualquier negociación «tiene que hacerse en un clima de paz,

sin metralletas y contando siempre con el Gobierno vasco».

Calor popular

«El diálogo —dijo— nunca debe abandonarse, es una de las armas más importantes para erradicar la

violencia además de la profunidizacion en el Estatuto de Guernica.» Si algo tiene de destacable esta

campaña de Adolfo Suárez es la sensación de que ha recuperado el calor popular. Curiosamente, con

Adolfo Suárez estas formas de calor popular no se limitan al mero estrechamiento de manos sino que

acaban convirtiéndose en un verdadero estrujón multitudinario. Cuando se le preguntó por las últimas

acusaciones de Alfonso Guerra, quien dijo que la campaña más sucia era la que estaba haciendo Adolfo

Suárez, éste respondió que «la campaña está en los tonos habituales de Alfonso Guerra».

 

< Volver