Autor: Lafora, Victoria. 
 Campaña electoral 22-J. Siguen las acusaciones sobre el 23-F. 
 "Guerra no sabe si Tejero entró a caballo o en autobús de tanto como se escondió", dice Suárez     
 
 Diario 16.    09/06/1986.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

9 de junio-86/Diario 16

SIGUEN LAS ACUSACIONES SOBRE EL 23-F

«Guerra no sabe si Tejero entró a caballo o en autobús de tanto como se escondió», dice Suárez

Victoria Lafora/D-16 Enviada especial

OVIEDO.—La campaña de acusaciones entre el líder del CDS, Adolfo Suárez, y los dirigentes socialistas

subió ayer un punto más, cuando, respondiendo a Guerra, Suárez dijo en Oviedo: «Guerra ha dicho que

explicara qué conversación tuve con Tejero en el Congreso, y la tuve en medio del hemiciclo. Alfonso

Guerra dijo un día que yo sería capaz de entrar montado en el caballo de Pavía, pero él no sabe cómo

entró Tejero, si a caballo o en autobús, de tanto como se escondió.» Adolfo Suárez, que había insistido en

el autocar que nos desplaza por España en una frenética campaña electoral, que no pensaba volver a sacar

el tema del 23-F, aseguró ayer que había tenido que responder a Alfonso Guerra, porque, al decir éste que

«yo me había entrevistado con Tejero, es hacer creer a los españoles que tengo algo que ocultar. Yo no

tengo nada que ocultar».

Felipe, el instigador

El presidente del CDS afirmó también ayer en un mitin en Oviedo que no pensaba perder los nervios,

pero «no voy a dejar de decir lo que siento y que dejen de tirar ellos barro en estas elecciones».

Acusó a Felipe González de ser el instigador de las acusaciones de Alfonso Guerra y «Txiki» Benegas

contra él y repitió, una y otra vez, que son los socialistas quienes «están llenando de barro la campaña, y

dicen cosas muy graves para la democracia». Suárez continuó ayer en su mitin en la capital del principado

utilizando el tono populista que ya viene siendo habitual y reiteró que «el señor González no tiene el

patrimonio de la verdad política, ni de la honradez, ni de la honestidad. Es posible y necesaria la crítica al

poder, sea quien sea el poder, y por tanto al PSOE». Siguiendo en su tónica de acusaciones al Ejecutivo

socialista, Suárez dijo que, durante estos cuatro años, habían intentado crear una moda «que preconizaba

que el Gobierno tenía la patente de la verdad y la honestidad, mientras que todo lo demás era mentira y

deshonra».

Actitudes intolerables

Habló Suárez de la ceremonia de la confusión, que a su juicio ha creado el Gobierno, «con actitudes

intolerables, ya que no admiten las críticas que se les hacen desde una cierta credibilidad. Dicen que es

sucia esta campaña, la suciedad la han traído algunos miembros del Gobierno, como Alfonso Guerra y

"Txiki" Benegas, quienes querían una campaña plana. Querían entrar en el Congreso por debajo de la

puerta sin que nadie se entere». Por otra parte, Suárez se refirió también a la Banca, y dijo: «El veintitrés

de junio llamaré a mi despacho de la Moncloa a ¡os banqueros, -les haré sentar y, primero, les devolveré

los ciento cincuenta millones del crédito que nos han dado, y, luego, les diré que tienen que bajar las tasas

de interés porque es intolerable e inadmisible que, con un Gobierno socialista, este año la Banca haya

tenido unos beneficios de más de doscientos mil millones de pesetas.» Antes de Adolfo Suárez intervino

en el mitin el candidato del CDS por Oviedo, Alejandro Rebollo, quien en un tono de vibrante arenga

sacó a relucir, incluso, una frase que recordaba la teoría de José Antonio Primo de Rivera.

 

< Volver