Capturó almejas con artes prohibidas. 
 La Comandancia de Marina de Vigo pone en libertad al pesquero "Margarita"  :   
 Mientras el patrón prestaba declaración, veintitrés embarcaciones permanecían en actitud hostil frente a la Escuela de Transmisiones de la Armada, reclamando la libertad de la embarcación. 
 Ya.    13/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

CAPTURO ALMEJA CON ARTES PROHIBIDAS

La Comandancia de Marina de Vigo pone en libertad al pesquero "Margarita"

Mientras el patrón prestaba declaración, veintitrés embarcaciones permanecían en actitud hostil frente a la Escuela de Transmisiones de la Armada, reclamando la libertad de la embarcación

VIGO.—Hasta casi la una de la madrugada de ayer permanecieron en aguas próximas a I» Escuela de Transmisiones y Electricidad de la Armada (ETBA) los 23 buques arrastreros qué siguieron de «erca a la embarcación -"Margarita" cuando fue apresada -por el dragaminas "Navia", de la zona de Barra, boca norte de la entrada de la ría de Vigo, al ser sorprendida capturando almeja mediante la tttilización del arte prohibido del "caá", según Logo»,

La embarcación "Margarita" fue atracada a uno de los muelles d*. la ETEA, y su patrón, José Martínez López, y los cuatro tripulantes de la misma prestaron declaración ante el juez instructor designado por el comandante militar de Marina de Vigo, y de cuyo nombramiento había dado cuenta con anterioridad al capitán general de la zona marítima´del Cantábrico.

Las dotaciones de las 23 embarcaciones que permanecían en aguas próximas a la ETEA se manifestaban en actitud hostil, reclamando la puesta en libertad del buque apresado y de sus tripulantes. Alrededor dé la una de la madrugada, el propio patrón del "Margarita", quien se había disculpado ante, el puez instructor en el sentido de haber interpretado equivocadamente las ordénes que aquél le había transmitido cuando fue sorprendido en la captura de la almeja con artes prohibidas, intervino ante los tripulantes de los buques que se hallaban en las proximidades de este centro politécnico de la Armada Española, y en vista de ello´ decidieron abandonar aquellas aguas, dirigiéndose primeramente al puerto del Berbés; pero más tarde cambiaron el rumbo de sus embarcaciones para trasladarse al puerto de Cangas, donde todos ellos tienen su base. En vista de esta actitud de los barcos ai-rastreros, la autoridad de Marina dispuso la puesta en libertad del "Margarita así como de su patrón y demás tripulantes.

 

< Volver