Cayó Rumasa. Reacciones en el extranjero. Se cree que no proseguirán las nacionalizaciones. 
 La prensa francesa, dividida ante la expropiación del grupo     
 
 Diario 16.    28/02/1983.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Se cree que no proseguirán las nacionalizaciones

La prensa francesa, dividida ante la expropiación del grupo

París — Los medios de comunicación franceses no habían prestado tanta atención a una noticia procedente de España, desde las elecciones de octubre: ahora, todos dedican grandes espacios a contar la expropiación de Rumasa. Y es que, en opinión del periódico «Liberation», el anuncio de que el Caudillo había resucitado no habría provocado más incredulidad en España: «Tocara Rumasa parecía algo verdaderamente impensable.»

Francia no es un país demasiado propicio para escandalizarse: los socialistas franceses nacionalizaron los grandes bancos y las grandes empresas, nada más ocupar el poder. Es por eso por lo que «Le Matín» titulaba su información de una página: «Felipe González se calza los zapatos de Mitterrand.» «Liberation» estima que no ha habido gran sorpresa entre ios banqueros españoles.

Tanto «Liberation» como «Le Monde» y «Le Matín» son periódicos que se llevan bien con la izquierda. Los que tienden hacia la derecha, como «Le Quotidien» o «Le Fígaro», tienden a dramatizar más reacciones y consecuencias. Chrístian Galloy, de «Le Quotidien», habla de «viva inquietud en medios económicos españoles», y llega a la conclusión de que «la sensación de una guerra entre los socialistas y la patronal es perceptible».

El análisis de «Le Fígaro», aun cuando coincide con el anterior en hablar de «estupefacción» e «inquietud» entre banqueros V empresarios, es distinto. Las razones que invocó el Gobierno le parecen muy verosímiles: «No era ningún secreto que Rumasa atravesaba dificultades graves desde hace tiempo.»

En cuanto al diario económico más influyente de Francia, «Les Echos), dice que «el Gobierno se veía en la obligación de reaccionar, y rápido, si quería evitar el derrumbamiento del imperio de Rumasa, cuyas consecuencias hubieran sido incalculables». Francia ha dado importancia a la expropiación-nacionalización, porque España se la ha dado. Pero, en París, la medida no ha escandalizado.

 

< Volver