Autor: González Ortiz, Primo. 
 El debate Rumasa. 
 Rumasa: el fondo y los procedimientos     
 
 Diario 16.    02/03/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

2 marzo-83/Diario 16

EL PODER DEL DINERO

Primo González

Rumasa: el fondo y los procedimientos

La expropiación de Rumasa dará pie con segu ridad a una larga y compleja batalla legal. Eso parece hoy fuera de toda duda. Pero hay en este tema dos vertientes bastantes diferenciadas: una es la instrumentación legal de la medida dentro de un Estado de derecho y otra es la necesidad derivada de resolver un grave problema empresarial y financiero, en el que están involucrados muchos miles de ciudadanos, con el menor coste social y, por tanto, a la mayor brevedad posible.

Aunque ios máximos responsables de,Rumasa sigan manteniendo un mutismo casi absoluto, los datos que va aportando, quizá con cuentagotas, pero con una seguridad y una contundencia encomiables el .ministro Miguel Boyer, empiezan a dejar cada vez menos margen para la duda. Cada día que pasa son más las personas que están llegando al convencimiento de que con el paso de Rumasa al control público se ha resuelto una de las situaciones empresariales más discutibles y más atípicas del mundo empresarial español y que, quizá, estemos ante una de las últimas excepciones.

Mientras no se oigan los argumentos y, sobre todo, los datos de la otra parte, lo que está claro es que el único esfuerzo de sinceridad y de transparencia realizado hasta la fecha a propósito de Rumasa lo ha realizado el sector público. Rumasa se había preocupado en los últimos tiempos de ocultar su situación interna y hasta su crecimiento por medio de compra de nuevas empresas hasta extremos casi enfermizos.

En el otoño del año 1981, altos directivos de Rumasa desmintieron rotundamente cualquier relación del holding con la empresa riojana Berberana, calificando. los rumores que hablaban de toma de control de esta compañía por Rumasa como completamente infundados, falsos y tendenciosos. Gracias.a la intervención de Miguel Boyer ante el Congreso, hemos sabido que dicha empresa es una filial del grupo.

Es un ejemplo de corno Rumasa.

De las cifras que ha facilitado ei ministro de Economía, las más graves son, sin duda, las que se refieren al impago de impuestos retenidos. Miguel Boyer ha dado la cifra de 30.000 millones de pesetas anuales aproximadamente. Si estas cifras son ciertas, el grupo y sus rectores estarían ante una situación de responsabilidad penal muy grave, ya que la apropiación de impuestos retenidos a terceros y su no ingreso en 1a Hacienda Pública constituyen un delito de apropiación indebida, que tiene graves consecuencias penales. De ser ciertas estas cifras y si se llega a su "comprobación y a las correspondientes tramitaciones legales, parece que queda abierto el caminó para iniciar la vía penal. Y esto es independiente del rumbo que tomen las disputas legales respecto a la oportunidad del instrumento legal de la expropiación. Gane o no gane esta batalla el Gobierno, si existen anomalías fiscales de la gravedad de las que, por primera vez y sin lugar a dudas, acaba de expresar Miguel Boyer, el tema puede cambiar radicalmente.

 

< Volver