Autor: Lafora, Victoria. 
 El debate Rumasa. 
 Ruiz-Mateos - Al Capone     
 
 Diario 16.    02/03/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

QUERIDAS SEÑORIAS

Victoria Labora

Ruiz-Mateos - Al Capone

AL Capone estaba protegido por la Constitución «4» americana y Ruiz-Mateos está protegido por la Constitución española, aunque luego tenga que dar cuenta ante los tribunales de justicia.» Estas palabras, en las que se comparaba al empresario del grupo Rumasa con el conocido gángster americano, fueron pronunciadas ayer por el diputado del grupo popular Pedro Schwartz, dejando boquiabiertos a los periodistas.

Posiblemente, si el presidente del holding expropiado hubiera estado presente habría rogado que dejaran de defenderle en semejantes términos. Incluso podía haber gritado: «¡Déjelo, que es peor, ya me defiendo yo solo!»

Y es que el diputado Schwartz aseguró estar «preocupadísimo» con el orden constitucional. «Tenemos un ordenamiento legal que hay que cumplir incluso con los delincuentes.» ¿A quién estaba llamando delincuente?

No se quedó ahí, sino que intentando explicar cómo veía él lo drástico de la medida gubernamental quiso poner otro ejemplo aclaratorio y dijo: «Es como si yo le voy a pegar un pellizco a uña chica mona y me corta la mano...»

ACABABA de terminar su intervención el ministro Boyer, que llevaba el discurso-explicación cuidadosamente escrito en un cuadernillo que trasladó consigo al estrado y que leyó pausadamente. Por primera vez habló de responsabilidades ante la justicia en el tema de las defraudaciones fiscales, ya que, según dijo, en el caso de los ingresos de impuestos retenidos y repercutidos (como es el caso del impuesto del rendimiento de trabajo) lo ingresado no ha alcanzado el 5 por 100 de lo retenido, «que tendrá la consecuencia de los delitos fiscales, tipificados, y que será puesto en conocimiento de los tribunales de justicia».

Mientras, el ministro de Industria, Car/os Solchaga, paseaba tranquilamente por la nueva hemeroteca. ¿Significan las palabras de Boyer que Ruiz-Mateos puede ser procesado? «No tengo ni idea, ni siquiera lo había pensado», y se fue corriendo.

PARA el ex presidente Adolfo Suárez el discurso de Boyer había sido inteligente, pero «a nosotros el argumento de inconstitucionalidad nos sigue pasando a la hora de emitir nuestro voto y en función de esta circunstancia no podemos apoyar el decreto».

Reconoció, sin embargo, que «me han abrumado los datos». ¿Pero cuál podría haber sido la solución alternativa? «Yo creo que posiblemente la intervención y el Fondo de Garantía.»

SANTIAGO Carril/o estaba de acuerdo, pero a medias: «Vamos a votar sí, pero no». El anuncio del Gobierno de devolver las empresas expropiadas, una vez saneadas, no le pareció bien. «Muy bueno el discurso, menos la última parte, en la que el Gobierno ha dicho que se va a devolver a la empresa privada.»

COMO ponente de la oposición «popular» subió al estrado Herrero de Miñón, que gustó mucho a los suyos y provocó pataleos en el grupo del Gobierno. Hizo una exposición jurídica en la que explicó las diferencias entre los términos incautación, intervención y expropiación. Acusó de ocupación ilegal de domicilios y nuevamente, para que quedara claro, puso un ejemplo «... es como si el Gobierno expropiara las torres de Colón para crear la Universidad literaria Alfonso Guerra...» Realmente la oposición estuvo ayer sembrada con los ejemplos.

 

< Volver