Autor: Montánchez, Enrique. 
 El ministro Morán firmó ayer los nuevos acuerdos militares con Estados Unidos. 
 España no cambiará el convenio con USA hasta que tenga lugar el referéndum sobre la OTAN     
 
 Diario 16.    25/02/1983.  Página: 36. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

RELACIONES EXTERIORES

25 febrero-83/Diario 16

El ministro Moran firmó ayer los nuevos acuerdos militares con Estados Unidos

España no cambiara el convento con U.S.A. hasta que tenga lugar el referéndum sobre la OTAN

El ministro Moran y el embajador Todman firmaron ayer en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores

el «protocolo adicional» al convenio militar con Estados Unidos, negociado por el anterior Gobierno. El

Ejecutivo socialista ha introducido una fórmula por la que se suprimen las referencias a la estructura

militar de la OTAN, hasta que los españoles decidamos, por referéndum, la modalidad de defensa que

nuestro país necesita. Moran afirmó que el convenio no será utilizado como «arma».

Enrique MONTANCHEZ

Madrid — A las cinco en punto de la tarde de ayer, en el salón de embajadores del Ministerio de Asuntos

Exteriores, el ministro Moran y el embajador norteamericano, Todman, firmaban en representación de sus

respectivos Gobiernos el «protocolo adicional» al convenio de amistad, defensa y cooperación con

Estados Unidos, rubricado el pasado mes de julio por el anterior Gobierno, Ahora sólo falta que el

Parlamento ratifique e! nuevo acuerdo bilateral. La filosofía de este documento, como ayer adelantaba

Diario 16, se concreta, básicamente, en la supresión de toda referencia específica a la «estructura militar

de la OTAN» y su sustitución por el término globalizador y," por tanto, más ambiguo de «pertenencia al

tratado de Washington». En efecto, tras la decisión del Gobierno socialista de congelar la integración en

!a estructura militar de la Alianza Atlántica, España sigue formando parte de la estructura política y, por

ello, al tratado de Washington. Fue en la capital norteamericana, en 1949, donde los países aliados

depositaron el documento fundacional de la Alianza Atlántica.

OTAN

En una nota de prensa difundida por la Oficina de Información Diplomática (OÍD), única información

oficial a los medios de comunicación, se indica que el protocolo tiene como objetivo interpretar y.precisar

el alcance del convenio, recogiéndose en su texto que «el convenio no prejuzga para su cumplimiento, ni

obliga al Gobierno español a ningún tipo de integración en la estructura militar de la OTAN».

«Igualmente permite que, tras su entrada en vigor —recoge el comunicado de la OÍD—, cualquiera de los

dos Gobiernos puede iniciar, en cualquier momento, ¡a revisión del convenio, incluido el caso en el que

España decidiera modificar su actual status con respecto a la Alianza Atlántica.» Esta salvaguardia

permite esperar al desenlace del referéndum a convocar por el Gobierno, sobre la modalidad de ñas por el

director general de la OÍD, Femando Schwartz.

Arma de presión

El ministro indicó más adelante que el convenio contribución española a la defensa occidental. Fuentes

diplomáticas señalaron a Diario-16 que «no es una salida ni buena ni mala, es, simplemente, la única

salida lógica. Esperar a ver cuál es la decisión sobre la OTAN expresada a través de las urnas».

Tras el acto de la firma, intervino el responsable de la política exterior española para manifestar, en un

corto discurso, que la negociación del documento ha llevado su tiempo, porque, «a pesar de su brevedad

encierra una clarificación precisa y significativa que el Gobierno español tenía empeño en hacer y que

permite, ahora, presentar el texto del convenio a las Cortes españolas para solicitar la ratificación de!

mismo». Más adelante, Fernando Moran afirmó que así como la «cooperación defensiva con Estados

Unidos» interesa al Gobierno español que, «con un enfoque realista», valora positivamente dicha

relación, también decidió, desde el primer día, «detener el proceso de integración militar en la OTAN y

proceder después a un estudio, que ya se ha iniciado, sobre la postura de seguridad de España».

Moran se refería al comité interministerial, en vías de creación, que estudiará las modalidades

de defensa para nuestra nación, anunciado en Bruselas hace dos sema-queda abierto a una posible

revisión, «en el convencimiento de que ello no será utilizado por ninguna de las dos partes como arma de

presión política sobre la otra, sino como garantía de un diálogo franco, abierto y constructivo». Concluyó

afirmando que ello eliminaría «dudas y suspicacias» para asegurar una «relación más transparente» entre

nuestros Gobiernos en el futuro. En su discurso de respuesta, el representante diplomático de Estados

Unidos en España, Te-rence Todman, hizo especial hincapié de que los términos del convenio «no

prejuzgan la dimensión o naturaleza de la integración de ¡as Fuerzas Armadas españolas en la OTAN».

«El convenio —dijo Todman— posibilita el mutuo apoyo de nuestras instituciones democráticas y es una

expresión concreta de trabajar fiel y seriamente con ustedes para preservar nuestras libertades.»

 

< Volver