Visto para sentencia el juicio contra el ex policia. 
 Ros Frutos firmó ante notario sus declaraciones a Vinader     
 
 Diario 16.    19/02/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Visto para sentencia et juicio contra el ex policía

Los Frutos firmo ante notario sus declaraciones a Vinador

Madrid — La empresa Zeta, editora de la revista «Interviú», salió ayer al paso de las declaraciones hechas

por el ex policía nacional Francisco Ros Frutos durante la vista oral de su juicio, que ayer quedó visto

para sentencia.

Los negó qué hubiera hecho a Xavier Vinader las declaraciones publicadas por «Interviú» é\ 20 de

diciembre de 1979. A raíz dé: aquélla publicación, como es sabido, Vinader ha sido condenado a siete

años de cárcel. Los jueces estiman que existe una relación causa-efecto entre aquel reportaje y el

asesinato, unos meses después, de algunos de los ultras denunciados en el reportaje.

Zeta hizo público ayer que «Ros Frutos firmó ante notario con Rafael Otero del Palacio los 20 folios que

contenían sus declaraciones y que aparecieron en "Interviú". La editorial afirma, además, que obran en su

poder las cintas en las que está grabada la entrevista.

Juicio

Ayer, precisamente, se reanudo y finalizó el juicio contra el ex policía nacional Ros Frutos. El caso quedó

visto para sentencia.

La sesión fue dedicada a la exposición de informes por partes del ministerio fiscal, acusación particular y

defensor. Este solicitó la absolución de su mandante por considerar que no tuvo nada que ver con la

publicación de los reportajes, ya que, a su juicio, la consecuencia de las muertes pudo provenir del hecho

de la publicación, y no del suministro de los datos.

Es más, negó rotundamente que su cliente hubiese facilitado tales informaciones a los periodistas Manuel

Trives y Xavier Vinader. Él único delito que cometió Ros Frutos, llegó a comentar el letrado, fue confiar

en gente cínica y desaprensiva.

El ministerio fiscal había modificado anteayer su calificación jurídica de los hechos —complicidad en dos

homicidios, y no dos asesinatos— y colaboración con bandas armadas, con la consiguiente rebaja en la

petición de penas: dieciocho anótele prisión.

El fiscal cuestionó la explicación de hechos dada por el procesado en sala, especialmente lo referido a la

desaparición de Ros tras la publicáción de la primera parte del reportaje, y por no haber salido a la luz

pública para defender su propia integridad moral y para proteger la seguridad de las personas citadas en el

reportaje.

En cuanto al delito de colaboración con bandas armadas, señaló que si bien no hubo connivencia previa

entre ETA y Ros, todo el nudo de la información apuntaba a actos y grupos de personas que atentaban

contra la seguridad de la organización terrorista ETA.

El acusador particular, Santiago Segura, hizo suyos los argumentos del fiscal y habló de inducción al

asesinato, por instigación, remitiéndose a la declaración primera del procesado en la que reconoció haber

facilitado los datos del reportaje a Vinader. El letrado solicita penas de cuarenta y tres años y dos multas

de quinientas mil pesetas por dos delitos de asesinato, en concepto de complicidad, colaboración y

calumnias.

Reacciones

Por otra parte, los periodistas valencianos protagonizaron ayer una jornada en defensa de la libertad de

expresión y en solidaridad con Xavier Vinader, para el que el Tribunal Supremo ha confirmado la

sentencia de siete años de cárcel por informaciones sobré la ultraderecha vasca publicadas en la revista

«Interviú» en 1979.

A mediodía, un centenar de informadores se concentraron ante la Audiencia Provincial para hacer entrega

al presidente, Carlos Climent, de un escrito, dirigido también al Consejo Superior del Poder Judicial, en el

que se expresa el desacuerdo de los periodistas valencianos, «con la supuesta relación, establecida en la

sentencia, entre el trabajo de los profesionales de la información y posteriores actuaciones delictivas

ajenas a ellos».

 

< Volver