El socialista catalán dice que es una falsedad. 
 Royuela implica a Ernest Lluch en el asalto al Banco Central     
 
 ABC.    03/06/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC/9

El socialista catalán dice que es una falsedad

Hoyuela implica a Ernest Lluch en el asalto al Banco Central

BARCELONA. Alberto Royuela y Roberto Ferruz, detenidos tras el asalto al Banco Central de

Barcelona y posteriormente puestos en libertad, sin cargos, ofrecieron ayer sendas ruedas de

Prensa, de las que se desprende una hipotética nueva versión de los hechos.

Ambos, detenidos en un primer momento en virtud de su vinculación con grupos de extrema

derecha, ponen en boca de los asaltantes que el episodio del Banco tenía por objeto evitar la

celebración de los consejos de guerra contra algunos de los implicados en el 23-F y que en él

jugó un papel importante el dirigente socialista catalán Ernest Lluch.

Royuela dijo que «físicamente me han tratado bien, aunque síquicamente ha sido una

humillación, porque no se puede detener a una persona sin acusación, aplicarle la ley

Antiterrorista y mantenerlo ocho días en una . celda para luego ponerle en libertad sin ningún

cargo».

«Por mi posición en las celdas —dijo— oí diversos comentarios de los detenidos por el asalto al

Banco Central y en varias ocasiones citaron al socialista Ernest Lluch.»

Señaló que «por lo que decían, parece que se habían reunido con Lluch quince días antes en

ese local de la calle Casanova en el que se dice que descubrieron un túnel, aunque yo creo

que era un agujero para guardar armas».

«Según ellos —prosiguió—, el plan era el siguiente: Tejero, en sus declaraciones en el juicio,

podía perjudicar a altas personalidades, y lo del Banco Central se montó para que Tejero se

fuese del país, pero Tejero se negó.»

Precisó más adelante que «comentaban que Lluch era el "puente" con "un ministro", y que les

habían dicho que se comportasen como si fueran guardias civiles».

«Yo creo —concluyó— que estos detenidos son "chorizos", pero no idiotas, y se comportaban

como si tuvieran la seguridad de que su caso no va a ser gravé, y ademas, pese a que los han

interrogado muchas veces, no les han tocado ni un pelo.»

Por su parte, Roberto Ferruz, en otra rueda de Prensa, coincidió en que «el trato físico ha sido

correcto, aunque sicológicamente, esto ha sido algo muy duro».

Agregó que «ya en Jefatura, el jefe del grupo de la Segunda Brigada Regional de Información,

señor Simón, me dijo que era una orden personal del señor Rosón, y que yo no tenía nada que

ver en el asunto del Banco Central».

Indicó que «yo no podía oír, por mi situación, los comentarios de los detenidos».

ERNEST LLUCH: «UN ELEMENTO MAS DE INTOXICACIÓN»

El portavoz del grupo parlamentario del Congreso Socialistas de Cataluña, Ernest Lluch,

declaró anoche a Efe que es «falsa» su implicación en el asalto al Banco Central.

«Por si hubiera alguna confusión con mi persona a causa de la citación efectuada por Alberto

Royuela en relación a cualquier implicación de un tal Ernesto Lluch, quiero señalar que la

falsedad expresada por Alberto Royuela sólo puede ser considerada como un elemento más dé

intoxicación, en este caso ridículo, de personas antidemocráticas.»

El origen de esta falsedad —agrega el dirigente socialista— sólo puede ser una contestación a

mi apoyo a la detención, por partí de las Fuerzas de Orden Público, de conocidos miembros de

la extrema derecha en Barcelona, ante el día de las Fuerzas Armadas

 

< Volver