Autor: Martínez, Francisco. 
 Madrid: Cuando intentaba llegar, desde Colón, al cementerio de la Almudena. 
 La policía disolvió una manifestación     
 
 Pueblo.    27/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

MADRID: Cuando intentaba llegar, desde Colón, al cementerio de la Almudena

LA POLICÍA DISOLVIÓ UNA MANIFESTACIÓN

MADRID. (PUEBLO, por Francisco MARTÍNEZ.) Ayer fue disuelta una manifestación de unas veinte

mil a treinta mil personas, que recorrió el paseo de Calvo Sotelo, desde la plaza de Colón hasta la de

Cibeles, y que llegó a alcanzar la plaza de Roma, camino del cementerio de la Almudena, donde iban a

ser enterrados dos de los cinco abogados laboralistas asesinados en la noche del lunes en un despacho c´e

la calle Atocha.

A media tarde, cuando el cortejo fúnebre fue despedido en la plaza de Colón, gran parte de los con-

centrados ante el palacio de Justicia y calles adyacentes, que no pudieron montar en ningún vehículo

público o privado que les llevara hasta el cementerio de la Almudena, continuaron en marcha silenciosa

por el centro de la calzada del paseo de Calvo Sotelo levantando los puños, que apretaban un clavel rojo o

un lazo negro. Al llegar a Cibeles, la multitud tomó la calzada derecha de la calle Alcalá, camino de

Ventas. Frente a la parte lateral del edificio de Correos se rompió el silencio con el grito: «¡Aquí estamos,

nosotros no matamos!», que miles de voces corearon.

Tres jeeps de la Policía Armada bajaron la calle en dirección a Cibeles, cuyas dotaciones no intervinieron.

Varias de las coronas de flores enviadas a la capilla ardiente eran transportadas por los manifestantes. Los

gritos continuaron. Al llegar a la altura del Retiro, pasada la puerta de Alcalá, uno de los manifestantes

subió a una estatua y colgó entre aplausos una corona de florea y una bandera republicana.

AI llegar la cabeza de 1% manifestación a la entrada de la plaza de Roma, numerosos jeeps de las

brigadas antidisturbios aparecieron de repente, procediendo a dispersar a los miembros de la

manifestación; unos manifestantes empezaron a disolverse y otros crearon barricadas con automóviles,

bancos y otros objetos que encontraban a su paso en la calle de Alcalá y adyacentes.

Fue en esta zona donde se registraron enfrentamientos violentos con las fuerzas antidisturbios, que

duraron cerca de una hora.

A los diferentes «saltos» de los manifestantes, la Policía respondió con el lanzamiento de numerosos

botes de humo. A partir de las diez de la noche, la situación estaba prácticamente controlada por la fuerza

pública, y un gran embotellamiento automovilístico se produjo en esta zona. Fuentes próximas al

Gobierno Civil declararos que no se habían registrado heridos, aunque otras señalan que sí hubo algunos.

MANIFESTACIONES EN LA CIUDAD

Durante toda la tarde y con motivo del sepelio de los Abogados asesinados, varios grupos actuaron en

diversos puntos de la capital. En el centro y zonas del extrarradio fueron las más conflictivas. La Policía

intervino para disolver a manifestantes en la avenida de la Albufera. En la plaza Elíptica, dos jeeps de la

Policía fueron apedreados hasta que, con la llegada de refuerzos, fue disuelta una manifestación En

diversos puntos de la ciudad, grupos de jóvenes cruzaron coches en la calzada, produciéndose

interrupciones de tráfico. En algunos lugares la circulación llegó a estar paralizada.

 

< Volver