El Gobierno Civil resalta la sensatez ciudadana     
 
 Pueblo.    27/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El Gobierno Civil resalta la sensatez ciudadana

Agradece la colaboración a iodos los grupos y personalidades, que han demostrado su voluntad de orden

Ayer, a las 11,25 de la noche, a través de la Dirección General de Coordinación Informativa, el Gobierno

Civil de Madrid hizo pública la siguiente nota sobre el desarrollo de la jornada:

«La jomada de hoy se ha caracterizado por los diferentes paros habidos en empresas y por la serenidad y

rf orden con que despidieron los restos mortales de los abogados asesinados en la noche del lunes.

Durante la madrugada fueron detenidos cuatro individuos que se habían introducido en un club,

amedrentando y agrediendo a diversos clientes. Los cuatro individuos, uno de ellos cubano, dijeron

pertenecer a un grupo d* ultraderecha, y se les ocuparon una pistola y un arma blanca de grandes

dimensiones. Al margen de este incidente, la noche transcurrió con normalidad.

En cuanto al paro convocado por diferentes organizaciones sindicales en señal de duelo por las muertes,

ha sido secundado por 43.406 trabajadores, pertenecientes a 58 empresas, lo que representa un 3,83 por

100 del censo laboral madrileño. Por sectores, la jornada se desglosa como sigue:

CONSTRUCCIÓN: 14 empresas, 5.650 productores (3,91 por 100).

METAL: 30 empresas, 38.875 productores (11,69 por 100).

VARIAS: 14 empresas, 8.881 productores (1,02 por 100).

Se presentaron escritos de protesta y repulsa por Jos asesinatos en 69 empresas, que realizaron paros no

superiores a los quince minutos. La Línea V del Metropolitano tuvo interrumpido el servicio durante

sesenta y cinco minutos. La E. M. T. conoció algunas anomalías, especialmente debidas al paro de la

cochera de Buenavista. aunque tai fallo fue cubierto con líneas especiales. También se produjeron

anomalías en algunas líneas periféricas. En Radio-Televisión Española hubo paro en alguna grabación de

programas, debido a la decisión de distintos actores, sin que esto afectara a las emisiones. Ocho teatros no

han abierto sus puertas, en señal de duelo; también cerraron algunas librerías. Por actuar en piquetes

fueron detenidas diversas personas.

A las 10,20 de la mañana salió del Instituto Anatómico Forense la comitiva fúnebre con los restos

mortales dt don Luis Javier Benavides, formada por unas ciento cincuenta personas. Poco después de las

10,30 era inhumado su cadáver en el cementerio de San Isidro. Los asistentes se retiraron sin incidentes.

A las 15,30 horas salieron con desuno a Salamanca los restos mortales de don Serafín Holgado de

Antonio.

A las trece horas habían sido trasladados los cuerpos d« don Javier Sauquillo don Enrique Valdevilla y

don Angel Rodríguez desde el Instituto Anatómico Forense al Ilustre Colegio de Abogados, donde había

quedado establecida una capilla ardiente. A las 16,30 salieron a hombros los féretros en medio de una

multitud silenciosa, que puede cifrarse en sigo más de 30.000 personas.

Un primer cordón, formado por fuerzas de la Policía Armada, y un segundo, creado por abogados y otros

ciudadanos, colaboraron a un ejemplar mantenimiento del orden de la comitiva, que en todo momento

guardó silencio y respeto al acto que los congregaba. A las 18,45 se dispusieron los féretros en los

automóviles que los transportarían a los cementerios de Carabanchel y de La Almudena, donde se habían

congregado 1.500 y 5.000 personas, respectivamente, que, como sucediera en la calle Genova,

mantuvieron orden durante el acto de inhumación. Unos 3.000 agentes de la fuerza pública habían sido

dispuestos en la zona de la plaza de París-Génova, al efecto de garantizar en todo momento el orden de la

manifestación, manteniéndola compacta, así como la normalidad de la disolución a su llegada a Ja plaza

de Colón, hecho que sucedió sin que se registrara incidente alguno.

Con posterioridad, y ajenos al sepelio, hubo algunos conatos de manifestación por las zonas de la glorieta

Elíptica y plaza de Roma, registrándose escenas de acentuada violencia por parte de manifestantes de

extrema izquierda, que en algunos momentos formaron grupos superiores a las 500 personas. Arrojaron

piedras, ladrillos y cruzaron algún coche en la calzada. Las fuerzas antidisturbios los dispersaron, sin que

se tengan noticias de ningún herido, a pesar de que puede estimarse en unos 5.000 los que tomaron parte

en las diferentes algarabías callejeras. Pasadas las nueve de la noche, la normalidad estaba generalizada.

El Gobierno Civil de Madrid quiere, por último, resaltar la respuesta ciudadana de sensatez y de repulsa a

la violencia, que, en general, ha dominado la jornada. Quiere agradecer la colaboración a todos los

grupos, entidades ciudadanas, corporaciones —muy en especial, al Ilustre Colegio de Abogados de

Madrid— y personalidades que han demostrado con su ayuda, su voluntad de orden en este excepcional

día. Y quiere hacer patente su agradecimiento a la ejemplar actuación de las fuerzas de orden público, que

con su aportación decisiva han colaborado a que el clima de serenidad fuera Ja característica más rentable

de la jornada de hoy.»

 

< Volver