toda la oposición (desde Carrillo a Areilza), de acuerdo. 
 Apoyar al Gobierno     
 
 Pueblo.    27/01/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Toda la oposición (desde Carrillo a Areilza), de acuerdo

APOYAR AL GOBIERNO

MADRID. (Lagos.)—«Pienso que debemos apoyar e impulsar al Gobierno para que tome todas las

medidas legales a ñn de evitar actos como éste», ha declarado a Lagos Santiago Carrillo, secretario

general del Partido Comunista de España, tras su breve entrevista con el decano del Colegio de

Abogados, Antonio Pedrol Ríus.

El señor Carrillo se presentó en el palacio de Justicia a las tres y media de la tarde, causando un enorme

revuelo. Iba fuertemente custodiado por más de veinte personas, entre ellas miembros del Comité Central

del P. C.

Mientras Santiago Carrillo estuvo en la capilla ardiente se paralizó la entrada a) público, y a los pocos que

entraron se les registraba, haciéndoles abrir las gabardinas o abrigos. Santiago Carrillo se mantuvo

durante seis minutos junto a los féretros, entre los miembros de la Junta de gobierno de abogados, que

montaban guardia, y los familiares de las victimas.

Después de esos seis minutos el señor Carrillo pasó al despacho del señor Pedrol, donde

permaneció dos o tres minutos.

A la salida de la breve entrevista declaró que «este atentado no debe frenar el proceso democrático.

Opiniones como las dadas a este respecto por el teniente general Vallespín y las organizaciones políticas

de la oposición democrática hacen asegurar que el proceso democrático continuará-Añadió el señor

Carrillo: «Creo que el golpe es esencialmente una maniobra de la extrema derecha, que pretende, junto

con el secuestro del presidente del Consejo de Justicia Militar, enfrentar de nuevo al pueblo y al Ejército

para paralizar el proceso democrático: pero éstos se han dado cuenta de la trampa y no han caído ni

caerán en ella.»

Al ser preguntado el señor Carrillo si él no teme por su seguridad personal dijo: «Si temiera por mi

seguridad personal no estaría aquí. Soy un hombre amenazado, pero son gajes del oficio. El eliminarme a

mi no significaría nada, sino producir aún mayor caos an el país.»

 

< Volver