Tras setenta y dos horas en la DGS. 
 Sánchez Covisa, en libertad     
 
 Arriba.    28/01/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Tras setenta y dos horas en la DGS

SÁNCHEZ COVISA, EN LIBERTAD

MADRID. (De nuestra Redacción.) — Mariano Sánchez Covisa, presunto dirigente del grupo

ultraderechista Guerrilleros de Cristo Rey, fue puesto en libertad poco después de las diez de la noche del

miércoles.

Sobre su retención, Sánchez Covisa ha hecho a Europa Press las siguientes declaraciones: «El domingo

me requirieron para que pasará por la Dirección General de Seguridad después de comer Me presenté

inmediatamente. Allí me tomaron unas declaraciones y me dijeron que me fuera a casa. Al poco rato de

liegar me pidieron que volviera a la DGS, donde permanecí hasta ayer. No me dieron ninguna razón sobre

mi detención, entre otras cosas porque los señores de lo Dirección General de Seguridad no lo sabían:

estaban cumpliendo órdenes. En concreto —añadió— me preguntaron s había celebrado reuniones para

preparar actuaciones contra las manifestaciones, a lo que les contesté que no.» Por último, Sánchez

Covisa afirmó a Europa Press que e! domingo, día en que murió asesinado, en el transcurso de una

manifestación pro-amnistía el ¡oven Arturo García, se encontraba en Madrid. «Por la mañana —agregó—

estuve en el entierro de un amigo al que, precisamente, habían citado como a mí en !a Dirección General

de Seguridad. Mi amigo, que había sido enterrado por la mañana, estaba citado en la DGS para hacer una

diligencia, como me ocurrió a mí. Si hubiera vivido habria tenido que estar encerrado allí unos días.»

Sánchez Covisa manifestó, por otra parte, que había permanecido retenido ochenta y tantas horas y que

durante su estancia en la sede de la DGS pudo ver —de lejos, precisa— a los señores Fernández Villamea

y Alemany. Añadió que no sabe si entre las personas que vio durante la detención se encontraban los

extranjeros detenidos ni tampoco cuántas personas fueron liberadas al tiempo.

Villamea, sin acusación formal

Junio a Sánchez Covisa fueron puestos en libertad Fernández Villamea, redactor-jefe de «Fuerza Nueva,

y las personas pertenecientes a organizaciones de extrema derecha, a los que, según fuentes allegadas al

Gobierno Civil, no se les han encontrado armas ni existen indicios de que tengan culpabilidad en relación

con los hechos que se investigan.

«No me han hecho ninguna acusación formal», declaró a Europa Press el periodista Luis F. Villamea,

detenido a raíz de la muerte de un joven manifestante, y puesto en libertad a las diez de la noche del

miércoles.

«He prestado una declaración el lunes, a las doce de la mañana —añadió—. Me han preguntado si he

tenido participación en la manifestación del domingo. Contesté que no pude tener participación porque el

sábado por la tarde me fui a una boda a El Toboso y el domingo asistí a un acto político de Blas Pinar en

Quintanar de la Orden. Era una reunión de delegados regionales y estuve haciendo información para el

semanario «Fuerza Nueva», en el que trabajo como redactor. Incluso puse como testigos a los dos

funcionarios del Cuerpo Genera! de Policia que formaban la escolta de Blas Piñar, y con los que estuve

todo el dia. A pesar de todo eso no me soltaron hasta e! miércoles.»

También le preguntaron —prosigue— si en «Fuerza Nueva» había habido alguna reunión para, acordar ir

a las manifestaciones y si era dirigente de dicho partido, a lo que respondió que era un mero afiliado, sin

ningún cargo directivo. El señor F. Villamea ha resaltado el buen trato recibido en la Segunda Brigada de

Investigación Regional.

 

< Volver