Por la unidad de todos     
 
 Pueblo.    29/01/1977.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Por la unidad de todos

Los directores de «Arriba», «El País», «Diario 16», «informaciones», «Ya» y «Pueblo», en reunión

celebrada con los señores Sala y González Seara, a la cual acudió más tarde un subdirector de «A B C».

acordaron ayer noche la publicación del siguiente editorial colectivo, que también inserta «El Alcázar».

Este editorial ha sido ratificado por los directores de todos los periódicos barceloneses de información

general.

EN estos momentos de crisis nacional, cuando fuerzas poderosas amenazan a ia esencia misma del

Estado y tratan de usurpar por la violencia el mandato popular en favor de la, democracia y la paz, la

Prensa considera que es su obligación hacer un llamamiento a la unidad de todos sin exclusiones.

El derecho de un pueblo a deci-dir libremente su destino colectivo -no puede ser impedido por la vio-

lencia y el crimen organizado. Sólo la confrontación pública de las diversas posiciones, la clarificación y

transparencia de las realidades sociales y, en última instancia, la expresión de la voluntad de los

ciudadanos a través del sufragio, tienen legitimidad para configurar la nueva sociedad española.

El terror no tiene ideología. El desenmascaramiento de cuantos intenten beneficiarse de esta estrategia es,

exigencia unánime de las españoles a su Gobierno. Servidoras del orden y otros ciudadanos son victimas,

hoy, de una misma violencia, que trata de sumir en la discordia civil a nuestro país.

Quienes han puesto en marcha esta maquinación son ios enemigos de todos, son los enemigos del pueblo

español. Su designio es patente: tratan de impedir que se establezcan las fórmulas civiles de convivencia

libre y ordenada a que los españoles tienen derecho. Ante este reto, todas las fuerzas políticas y sociales

están obligadas a hacer un frente común y, dejando a un lado sus diferencias, proclamar su decisión de

continuar hasta el final el camino hacia la democracia a través de unas elecciones libres.

Es necesario que el Gobierno y el resto de las fuerzas políticas se pongan rápidamente de acuerdo y que

se adopten enérgicas medidas para salvaguardar la paz sin menoscabo de las libertades públicas. Está en

juego el ser o no ser de la democracia en España y el futuro de nuestro país como sociedad pluralista y

libre.

 

< Volver