Autor: Moneo, Jesús. 
 Salamanca El padre del policía Fernando Sánchez. 
 ¿Cómo voy a tener tranquilidad?  :   
 "No se puede estar sereno cuando mi hijo ha sido asesinado y mi mujer está enferma de cáncer". 
 Pueblo.    29/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

SALAMANCA: El padre del policía armado Fernando Sánchez

¿COMO VOY A TENER TRANQUILIDAD?

«No se puede estar sereno cuando mi hijo ha sido asesinado y mi mujer está enferma de cáncer»

CUANDO muere una persona, siempre se dice que era muy buena. Pero en este caso es verdad.

Fernando era el mejor de los tres hermanos. Siempre tenia ganas de bromas y estaba alegre. No tenía nada

suyo, y cuanto poseía lo ponía a disposición de los demás. No sé qué motivos tendrían para matar a

hombres que nunca han hecho mal a nadie. El, a pesar de su edad, seguía siendo un niño.»

La abuela paterna del policía armado don Fernando Sánchez, habla embargada por el dolor. Doña

Purificación Morales, con sus ochenta y cinco años de edad, ha recibido la noticia del asesinato de su

nieto Fernando Sánchez, y no ha podido contener las lágrimas ni los sollozos, A su lado están su hija y

una prima que, pegadas a la radio, no han dejado de escuchar ni uno sólo de los diarios hablados de Radio

Nacional.

—Dicen que Fernando habla llamado anteayer por teléfono para tranquilizarle y decirle que no tuviera

miedo.

—No, anteayer tuvimos noticias suyas porque junto a su padre había visitado en Alcobendas a otros

familiares, que fueron los que nos llamaron.

—¿Hablaron ayer con su padre?

—Nos llamó sobre la? cuatro. Le recomendamos tranquilidad y nos dijo que cómo se podía tener tran-

quilidad cuando a sus pies estaba su hijo asesinado y su mujer enferma de cáncer.

Fernando había estudiado en Salamanca, al parecer en un seminario, luego asistió a la Escuela de Artes y

Oficios, era muy aficionado al acordeón. Se presentó voluntario al servicio militar, cumpliéndolo en el

Regimiento de Zapadores de Salamanca para ingresar después, empujado por su madre, en la Policía

Armada. Su hija —de dos años— vive con tos abuelos maternos en Don Benito, de la provincia de

Badajoz, de donde es su mujer.

Hoy, a las tres y media, quedará instalada la capilla ardiente en el cuartel de la Policía Armada de

Salamanca. A !as cuatro se celebrará en ¡a iglesia de Santo Domingo el funeral y seguidamente su cuerpo

será enterrado en el cementerio de Salamanca.

Jesús MONEO

 

< Volver