Dos policias armados y un Guardia civil: otros tres heridos muy graves. 
 Asesinados a sangre fría     
 
 Diario 16.    29/01/1977.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 21. 

Dos policías armadas y un guardia civil; otros tres heridos muy graves

Asesinados a sangre fría

MADRID, 29 (D16). —Tres agentes del orden público murieron ayer asesinados en Madrid, mientras

otros tres resultaban gravemente heridos, en dos atentados que vienen a incrementar la escalada de

violencia que durante los últimos días está sufriendo el país, en un intento provocador sin precedentes,

A las 11,45 de la mañana de ayer, dos hombres jóvenes penetraron en la sucursal de la Caja de Ahorros

número 50 de Campamento-Aluche, situada en el numero 13 de la avenida del Padre Piquer, y tirotearon

a los tíos policías armadas que se encontraban montando guardia.

Los dos agresores se acercaron a los agentes, cada uno de ellos situados en las dos puertas de la sucursal,

y sin mediar palabra, les dispararon varias veces en la sien. Cuando cayeron al suelo, vaciaron sobre los

cuerpos de los policías los cargadores de sus armas.

La acción de los terroristas ocurrió en muy breve tiempo. Iban armados con pistolas del calibre 9

milímetros, modelo largo, con silenciadores. En el local sólo había en aquel momento ocho o diez

personas, que, al escuchar los disparos, salieron corriendo o se refugiaron detrás de los mostradores.

Los pistoleros abandonaron inmediatamente la sucursal bancaria, en la que entraron con la única

intención de agredir a los policías y sin ánimo de perpetrar un robo, y huyeron en un automóvil marca

Renault-12, de color oscuro, en cuyo interior se hallaban dos individuos más, según la Dirección General

de Seguridad.

Señas de los agresores uno de los dos individuos es de alta estatura, complexión fuerte, con cabellos

rubios y rizados y vestido con gabardina de color crema. El otro tenía cabello oscuro. Ambos

representaban entre veinticinco y treinta años de edad, e iban provistos de gafas de sol.

Los pistoleros, que no pronunciaron frase o grito alguno, y que entraron en la sucursal bancaria

fingiéndose clientes, se cruzaron en su huida con un funcionario de la entidad, de nombre Ignacio, que a

las doce menos cuarto regresaba a la oficina, de donde había salido para tomar café.

Según sus declaraciones a Cifra, tropezó con los dos asaltantes en la misma puerta principal de la

sucursal: ambos salían corriendo y él, sin sospechar lo que había ocurrido en el interior, les cedió el paso.

Inmediatamente después, les perdió de vista y, al pasar a la sala del público, se encontró con las víctimas

en el suelo.

Los empleados de la oficina, entre tanto, se hallaban refugiados desde el comien-30 de los disparos en las

dependencias interiores, al igual que las ocho o diez personas que en aquel momento se encontraban allí,

resolviendo asuntos particulares. Varios de ellos, según algunos testigos presenciales, se arrojaron al

suelo para cubrirse de los diparos.

Los agresores, según otras versiones, no huyeron en el vehículo marca Renault-12. sino a pie y se

dirigieron a los almacenes Sámago, situados a corta distancia, que luego fueron inspeccionados por la

Policía.

Los dos agentes fueron trasladados al hospital Gómez Ulla, en el barrio de Carabanchel, donde ya no se

pudo hacer nada por ellos, pues ingresaron cadáveres. La Policía acudió con varios efectivos al lugar del

atentado y rastreó toda la zona para tratar de localizar a tos asesinos.

Los dos policías armadas asesinados

La identidad de los tíos policías armadas asesinados es la siguiente:

— José María Martínez Morales. Nació en Frejenal de la Sierra (Badajoz), soltero, veintiún años. No

tenia destino en la guarnición. Había iniciado las prácticas el día 8 de este mes.

— Fernando Sánchez Hernández. Nació en Santa María de Sando (Salamanca), veinticuatro años, casado,

con tina hija de dos años de edad. Su padre es brigada retirado del Ejército. Su esposa, María Teresa

Ruiz-Rozo, está enferma del corazón y afectada por otra dolencia de descalcificación de huesos. Su

suegra está grave y con una sonda aplicada. Su madre se tuilla internada en el hospital Oncológico de

Madrid. Sánchez Hernández se incorporó a la Policía Armada hace cuatro años. Estaba desuñado en

Madrid a petición propia.

Atentado contra la Guardia Civil

Dos horas después de es-los asesinatos, a las dos menos cuarto de la tarde, un guardia civil caía muerto en

un atentado "contra miembros de la Fuerza Pública, de forma muy similar", según el Gobierno Civil de

Madrid.

Dos individuos jóvenes, cuyas señas personales no fueron facilitadas, penetraron en la sucursal de la Caja

de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, instalada en la colonia de Oroquieta, frente al kilómetro 7,500

de la carretera de Andalucía, y ametrallaron a los dos guardias civiles que allí prestaban servicio. Algunos

indicios hacen suponer que pudieron ser los mismos que asesinaron a los policías armadas. Resultó

muerto uno de los dos guardias civiles.

Bomba

Al oír los disparos acudió ai lugar un Dyane 6, de color verde oscuro, ocupado por otros dos guardias

civiles, que se encontraban en las proximidades, en el momento en que salían del local los agresores

arrojaron sobre ellos una granada de mano.

Inmediatamente, los agresores, que fueron tres, según otras fuentes, y que tuvieron que subir a la primera

planta de la Caja de Ahorros para cumplir sus propósitos, huyeron a pie por la calle Sahara. En su huida,

según la agencia Cifra, abandonaron la metralleta, que fue encontrada posteriormente.

Los guardias civiles que fueron agredidos son los siguientes:

— Guardia segundo José Lozano Sáinz, fallecido. Nació en Almería, el 26 de marzo de 1954,

hijo de José y Dolores, casado. Ingresó en el Cuerpo el 1 de septiembre de 1973, procedente del Arma

de Infantería. Contrajo matrimonio el 4 de diciembre de 1976 con Josefa Herrero y Caballero, hija

de Mateo y María Mercedes, natural da Villaramiel (Patencia).

— Sargento Felipe Martin Margallo, nacido el 30 de octubre de 1922 en Madranos (Zamora), hijo

de Calixto y Constancia, casado¿ Ingresó en el Cuerpo el 1 de agosto de 1948, procedente del Arma

de Artillería. Contrajo matrimonio el 18 de mayo de 1951 con Venancia Rico Rodríguez, hija de

Venancio y Agustina, natural de Villabuena del Puente (Zamora). Tiene dos hijos varones y una hembra

de veinticuatro, diecinueve y diecisiete años, respectivamente, habiendo fallecido el segundo de

los varones. Se encuentra muy grave.

— Guardia segundo Antonio Guareno Pagador, nacido el 6 de noviembre de 1933 en Puente de

Cantos (Badajoz), hijo de Antonio y Josefa, casado. Ingresó en el Cuerpo el 1 de mayo de 1959,

procedente del Arma de Caballería. Contrajo matrimonio el 3 de julio de 1963 con Felisa Larriba

Ibar, hija de Marcelino y Elvira, natural de Milmarcos (Guadalajara). Tiene dos hijos varones de doce

y ocho años, respectivamente. Se encuentra, muy grave.

— Guardia segundo conductor José Pérez Diánez, nacido el 23 de marzo de 1943 en El

Garrobo (Sevilla), hijo de José y Dolores, casado. Ingresó en el Cuerpo el 1 de septiembre

de 1971, procedente del Arma de Artillería. Contrajo matrimonio el 11 de junio de 1972 con

Francisca de Asís Nieto López, hija de José y Francisca, natural de Aznalcóllar (Sevilla). Se

encuentra muy grave.

Las víctimas pertenecen a la 111 Comandancia

 

< Volver