Autor: Apostua, Luis. 
   El círculo institucional     
 
 Ya.    13/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

________________________________13-1-78

JORNADA ESPAÑOLA

EL CIRCULO INSTITUCIONAL

SOLO ETA se sale del círculo Institucional mediante la salvaje aplicación de la violencia; ETA es la

causa de que representen mayor peligro, quizás el único, para el futuro democrático de España, porque

asalta frontalmente la esperanza que con titnto esfuerzo hemos construido entre todos.

Si repasamos la historia más reciente, hasta hace sólo trece meses (fecha del referéndum) la mayor parte

de las hoy vigentes fuerzas políticas estaban fuera del círculo institucional, quizá porque ese círculo no

existía. Pero hoy nuestra situación general es positiva tras haberse producido una progresiva Integración

de todos en ese círculo, que podríamos definir como tina Monarquía democrática de corte parlamentario.

En contra de lo que pudiera suponerse, esa metódica y progresiva Integración ha sido difícil. Incluso

después de las elecciones del 15 de junio aún quedaban fuerzas sueltas, ajenas a la realización general.

Eran las llamadas fuerzas extraparlamentarias—de derechas y de izquierdas—y las grandes centrales

sindicales. Estas, aunque teóricamente ligadas n los grandes partidos socialistacomunista, amenazaban

con seguir viviendo por libre, con lo que ponían en cuestión todo el edificio democrático. Pero un

esfuerzo de asimilación, bien conducido tanto por el gobierno como por los partidos políticos madre, ha

dado como resultado la Integración de todas esas fuerzas en el sistema, un nuevo sistema que podemos

llamar círculo institucional. Incluso las fuerzas nacionalistas o racionalistas, especialmente de Cataluña y

del País Vasco, han Ingresado a ese círculo, con todas las tensiones imaginables. Pero han ingresado. Hoy

queda poquísima gente fuera.

Pero, romo hemos (Helio, queda la ETA. Quizá residuo de un difícil y duro período de dictadura; quizá

producto de una autodcsesperación juvenil que tiene cada día más lejos el objetivo. Esa es la causa de que

la solución del problema ETA no una sólo una operación do investigación policial, llevada a cabo con

verdadero heroísmo, sino de un replanteamiento político de este único problema. No obstante, es de

advertir que sólo ellos son quienes pueden y deben dar el primer paso. Por una vez sin metralletas.

Luis APOSTUA

 

< Volver