Autor: Urbano, Pilar. 
   Ministros que no querrían serlo     
 
 ABC.    12/12/1978.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

0 Hilo directo Q

MINISTROS QUE NO QUERRÍAN SERLO

MI buzón de correos, a] comenzar la semana, es como un sugestivo tutti fruti de tantísimos calores...:

credenciales para la visita del presidente de Finlandia; tarjetones del Siglo XXI, invitando a escuchar a

Garrigues Walker, a Ferrer Salat, a Rodríguez Sahagún, a mi colega y vecino de página, Pedro J. Ramírez

(¡ah!. el «guasitas» Ramón Tamames le mortifica, llamándole «jota punto Ramírez»); el periódico «En

Lucha», de la O. R. T.v cada vez con menos carga de tinta rojorrevolucionaila; Cortés Cavanillas

participa que Gregorio Marañón presentará su libro >Crónica de Juan Carlos, Rey»; la Ejecutiva del P. S.

O. E. me invita a un vino dentro de una hora. Mañana (para ustedes, hoy) acudirán a la Zarzuela, como

hoy (para ustedes, ayer) estuvieron los de U. C. D. No, no se trata de los contactos políticos, previstos en

la Constitución, para que el Jefe del Estado tome su decisión de «señalar» al nuevo jefe de Gobierno.

• EL «DOBLE» DEL GENERAL

Sigo vaciando el buzón: desde Valladolid, carta del capitán general de la 7." Región Militar. Me asegura

que no estuvo en la cena del «salón turquesa», que les conté hace unos días. «General Campano: ¡tiene

usted un asombroso "doble"! Y como con esmoquin no hay graduación..., le tomé por usted y, como si

fuera usted, le sonreí de lejos.» Un ejemplar de «Le Fígaro», magazine, en el que Jean Ferré firma un

estupendo reportaje sobre «El Rey que rejuvenece a España». No me resisto a recortarles esta frase; «Juan

Carlos ha realizado los sueños de sus vecinos. Ha descrispado mejor que Giscard. Ha socializado más

económicamente que los ingleses. Ha vendido más sol que diez países mediterráneos juntos. Ha

consolidado las instituciones como nadie...»,

• LOS «DOSSIERS» SECRETOS DEL P. S. O. E.

Y un confidencial que me trae, del «entourage» Castellana-Moncloa, una información «caliente»; Alfonso

Guerra se sinceró con Fernando Abril: «Hemos hecho "dossiers" de todos y cada uno de los ministros de

Suárez..., incluyendo a Suárez, Ahí están vuestros dichos y hechos desde que teníais uso de razón y

algunas fotos de chaqueta blanca y camisa azul...» Uno de los «rapports» más voluminosos, según el

mismo confidente, es el del ministro de Hacienda. Recuerdo, de pronto, esta frase que me deslizó, hace

muy pocos días, un «excelentísimo», y a la que entonces no di gran valor. Hoy, sí: «Si yo fuese

Fernández-Ordónez no estaría tan seguro de tener un puesto bajo el sol del Gobierno de Felipe

González.»

Hay hombres que «ahora, ya..., no querrían ser ministros». Y hombres que «ahora, ya..., querría seguir

siéndolo». Entre los primeros: Garrigues, Cavero, Gutiérrez Mellado... y el mismísimo Martín Villa.

Entre los segundos, Rodríguez Sahagún, García Diez, Sánchez-Terán, Lamo de Espinosa... Y, con

bastante fuerza de retornó, Enrique de la Mata Gorostizaga, Quizá vuelva. La campaña pro referéndum (la

«ministrada» en marcha) fue una caja de sorpresas: ¡cuánto ministro mitinero y discurseador! Si Suárez

cambia «piezas» de su Gobierno, como desde el Congreso de U.C.D. puso en la cesta de la Ejecutiva

política del partido a todos sus ministros actuales, se encontrará con la rentable jugada de una doble

musculatura de «fieles» con aureola de «masters».—Pilar URBANO.

 

< Volver