Autor: Urbano, Pilar. 
   Areilza, presidente liberal     
 
 ABC.    22/12/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

AREILZA, PRESIDENTE LIBERAL

Un delicioso fervor liberad en torno a Areilza, ya saben ustedes. Satrústegui alzó la voz para defender la

burguesía como ámbito de convivencia «paradisíaca,»: «Marx fue un burgués, Engels fue un burgués,

Bakunin fue un burgués, Carrillo es un burgrués... ¡Todos somos un poco burgueses!» Y las damas

presentes en la cena del Club Siglo XXI aplaudían entusiasmadas. Larroque sonreía con satisfacción; el

conde de Motrico conversaba con una mano levemente introducida entre la chaqueta y la camisa, como

resguardando SU «secretísimo»: la vuelta a la política activa. La presidencia del gran partido liberal.

Cuando escribo estas líneas un flash trae un comunicado urgente: el «sí» de Areilza.

0 LOS SENADORES Y LA CONSTITUCIÓN

Se habían ido ya veintidós de los veintitrés presidentes de las Comisiones del Senado, y sólo había

quedado en la sala de Mañanas —amplia mesa oval de grandes deliberaciones— el senador Jesús Durban,

ucedista de Almería. Hablamos de lo del día... y de lo del día de mañana, «cuando ya no haya Senado, y

todavía no exista Cámara de las Regiones. Me dice sin pelos en la lengua: cAquí la opinión do la mayoría

es que o cambiamos por entero los artículos de la Constitución que se refieren al Senado... o no

aprobamos el texto.»

0 EL MINISTRO CORTARA POR LO SANO

Escuché casi tres horas a Sánchez de León, que habló en el Senado con un lenguaje «limpio, aséptico,

higiénico», como corresponde a un ministro de Sanidad. Y dijo que se cortarán por lo sano los

multiempleos de médicos, los horarios superpuestos para un mismo titular, la piratería médica de las

incompatibilidades y el tener bata blanca en veinte sitios, cuando sobran médicos por todo el solar

hispano.

Al ministro le dolía su Extremadura rural y habló mucho y bien —¡ojala no sean sólo palabras!— de la

Medicina aslstencial en el campo. También la otra noche Areilza apuntaba la piedra filosofal del

Gobierno, que «algún día podría tener», en un buen ministro de Agricultura. ¡El campo que nos remuerde,

señores!

0 ESPAÑA-BISAGRA

A puerta cerrada, y eso que el profesor Aguilar Navarro protestaba de tanto sigilo «cuando, precisamente,

se trata de metntalizar al ciudadano, más que a los parlamentarios», a puerta cerrada, digo, se desarrolló la

reunión de Asuntos Iberoamericanos en la Alta Cámara. Informaba Bermúdez de Castro. Y a mí me lo

contaron Justino de Azcárate y Ramiro Cercos, socialistas ambos, aunque por muy distintos Itinerarios.

Ramiro casi me emocionó con su afán de crear una tercera fuerza mundial «Iberoamérica y Países Árabes.

bisagrados por España», Me hablaron de la necesidad de reforzar y equipar los «staffs» de nuestras

Embajadas en América: «Estamos en cueros: sin técnicos, sin expertos para propiciar la política

comercial, la transferencia tecnológica, la presencia científica y cultural adecuada...»—Pilar URBANO.

 

< Volver