Traslado de los cadáveres de los gentes de orden público asesinados     
 
 Ya.    30/01/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

ya PAg. 10

INFORMACIÓN NACIONAL

Traslado de los cadáveres de los agentes de orden público asesinados

Presidieron el vicepresidente primero del Gobierno y los ministros del Ejército y de Gobernación • Se

entonaron cánticos y vítores patrióticos • Algunos asistentes denostaron a los representantes del Gobierno,

al Gobierno y a la prensa • Se produjeron diversos incidentes en un clima de gran tensión, entre ellos con

el teniente general Gutiérrez Mellado y el jesuíta padre Sobrino

Los restos mortales de los miembros de las fuerzas de orden público asesinados el viernes fueron sacados,

pasadas las dos y media de la tarde de ayer, del Hospital Militar Gómez tilla y trasladados a las

localidades siguientes, donde recibieron cristiana sepultura: don Fernando Sánchez Hernández, policía

armado, a Salamanca; don José María Martínez Morales, a Fregenal de la Sierra (Badajoz), y don José

Lozano Sainz, guardia civil, a Ciudad Real. Previamente fueron colocadas sobre los féretros las

condecoraciones concedidas a título postumo: la medalla al Mérito Policial con distintivo rojo, a los dos

policías armados, y la medalla al Mérito Militar con distintivo blanco, al guardia civil.

Estuvieron presentes en el fúnebre acto el vicepresidente primero del Gobierno, teniente general Gutiérrez

Mellado; el ministro del Ejército, teniente general Alvarez Arenas, y e! ministro de la Gobernación, señor

Martín Villa, en representación del Gobierno. La presencia de estas altas autoridades de la nación fue

acogida con muestras de disgusto, originándose diversos incidentes.

Responso en el hospital Gómez Ulla

En la capilla ardiente instalada en el Hospital Militar Gómez Ulla se rezó, a la una de la tarde de ayer, un

responso en sufragio de los tres miembros de las fuerzas de Orden Público asesinados el día anterior.

Entre otras personalidades estuvieron presentes el ministro del Ejército, el director general de Seguridad,

el subdirector genera] de la Guardia Civil, el Jefe del Alto Estado Mayar, el subinspector de la Policía

Armada, gobernador civil de Madrid y Jefes y oficiales de la Policía Armada y de la Guardia Ovil.

Dos policías armados y dos guardias civiles hicieron guardia de honor ante los féretros.

El traslado de los restos

Pasadas las dos y media de la tarde fueron sacados del Hospital los féretros, cubiertos con la bandera

nacional, con los restos de los tres miembros de las fuerzas de Orden Público; se hizo a hombros da

compañeros de los asesinados. En los alrededores del centro hospitalario se habla concentrado una

muchedumbre, entre ¡a que predominaban miembros de la Policía Armada, de la Guardia Civil, Cuerpo

General de Policía y de los tres Ejércitos. También se encontraban presentes los ex ministros señores

Garicano Goñi, García-Ramal y Utrera Molina.

Presidieron .la ceremonia el vicepresidente primero del Gobierno, teniente general Gutiérrez Mellado; los

ministros del Ejército, teniente general Alvarez Arenas, y de la Gobernación, señor Martin Villa; los

subsecretarios de Gobernación y de Orden Público; directores generales de Seguridad, de la Guardia

Civil, de Correos y Telégrafos; subinspector de la Policía Armada; altos jefes de la Guardia Civil y otras

autoridades civiles y militares. ´

Al ser sacados los féretros, los asistentes comenzaron a gritar "Viva España" y a vitorear a la Policía

Armada y a la Guardia Civil, y una parte del público canté el himno de la Academia de Infantería.

Inmediatamente comenzaron a producirse los incidentes.

PRIMER INCIDENTE

Cerca de la una y media de te tardé se presentó en el Hospital Militar Gómez Ulla el padre jesuíta don

José Antonio Sobrino, quien al ver la exaltación de la multitud recomendó calma y serenidad, al igual que

ocurrió en el entierro de los abogados asesinados por unos terroristas. Sobre este tema, y comentando su

presencia en ese entierro, el padre Sobrino publicó un artículo en el diario YA. Al ser reconocido el padre

Sobrino

por algunas personas, comenzaron a increparle duramente, gritándole: "Rojos, no", "Traidor". Algunas

personas—posiblemente miembros del Cuerpo General de Policía— lograron sacar al padre Sobrino del

grupo que en torno suyo le increpaba. Unas señoras que estaban próximas a las ambulancias, dentro del

cerco formado por coronas y policías, gritaban: "Viva Cristo Rey", "Aquí sólo para hombres" y "Somos

españolísimas". Los agentes de la autoridad las invitaron a que ge retirasen de aquel lugar.

A las puertas de acceso al Hospital, la Policía Armada registró) y les prohibió la entrada, a un grupo de

supuestos guerrilleros,

Nuevos incidentes

Como decíamos, al salir loa féretros y ser colocados sobre sendas mesas en los jardines del hospital, unos

sacerdotes entonaron un responso. En ese momento don Blas Piñar comenzó a cantar el himno de la

Academia de Infantería, que Inmediatamente fue coreado por parte del público. El teniente .general

Gutiérrez Mellado gritó, por encima del cántico. "¡Silencio!" El que tenga "uniforme, firme, y quien sepa

y quiera, que rece." A esa orden respondieron voces gritando: "Franco, Franco, Franco." "¡Traidores!"

"¡Viva el 18 de Julio!" Un oficial de la Marina contesto´ a las frases del teniente general Gutiérrez

Mellado: "Todo «1 que lleve uniforme, que honre la bandera," "Silencio, silencio´1´, volvió a requerir el

teniente general Gutiérrez Mellado, y parece que la misma voz de antes, u otra voz, le respondió: "Por

encima de la obediencia está el honor." El teniente general trató de. dirigirte hacia quien habia gritado

pera fue sujetado. Mientras, otra voz entre «1 público ¡gritó: "Menos proceso democrático y más

autoridad."

No faltaron tampoco las agresiones verbales al ministro de la Gobernación, recordándole que habla

estudiado la carrera con becas concedidas por el régimen de Franco. La tensión era grande entre el

público, y los gritos pidiendo la dimisión del Gobierno, persistentes. También hubo duras alusiones a

Santiago Carrillo y a los masones.

Mientras; continuaba la ceremonia religiosa, en medio de cánticos patrióticos y gritos de "¡Viva España

con honra y los militares con honra!"

Traslado de los restos mortales

Terminado el responso, y sin que cediese la tensión pública, los féretros fueron metidos en sendas

ambulancias, que se dirigieron a los lugares donde recibirán sepultura. La multitud prosiguió lanzando

gritos contra el Gobierno, contra la democracia, y no faltaron loa dirigidos a la prensa. En más de una

ocasión? loa militares presentes trataron de acallar loa gritos.

Una vez que las ambulancias se pusieron en marcha, los guardias civiles cantaron el himno del Cuerpo.

Seguidamente, las autoridades abandonaron el recinto hospitalario, saliendo por otro Jugar distinto al que

estaba la exaltada multitud. El teniente general Gutiérrez Mellado pedía a quienes le rodeaban que en vez

de protegerle le abriesen paso.

Misa en la clínica Primero de Octubre

En la capilla de la clínica Primero de Octubre se ofició uña misa, en la mañana de ayer en sufragio de los

tres agentes del orden público asesinados. Asistieron familiares de las víctimas y representaciones de la

Policía Armada, de la Guardia Civil y del Cuerpo General de Policía.

El guardia civil asesinado tenía la medalla de Salvamento

Don José Lozano Sainz, el guardia civil asesinado por los terroristas, estaba en posesión de la medalla de

Salvamento de Náufragos y de la del Mérito Civil, que le habían sido impuestas por ´•el comandante

militar de Marina •en Palma de Mallorca.

El señor Lozano Sainz fue premiado así por el benemérito servicio que prestó el 81 de agosto d« 1974,

cuando, hallándose en servicio recorriendo Cala Mayor, se lanzó al mar para salvar de morir ahogada a la

subdita sueca doña Cristina Zateritrom, que intentaba poner fin a su vida.

Controles en la frontera hispano-francesa

IRUN (Guipúscoa), 29. (Cifra.)— En ambas márgenes de la frontera hispano-francesa del Bidasoa la

Policía realiza una profunda investigación para detectar la posible presencia y paso de "gangieters"

internacionales que pudieran estar implicados en los tristes sucesos ocurridos en Madrid.

Los controles se llevan a cabo por expertos en investigación) Hasta el momento de transmitir esta

información predomina en la región fronteriza la mayor normalidad.

30-1-77

 

< Volver