Los restos mortales en Salamanca     
 
 Arriba.    30/01/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los restos mortajes, en Salamanca

SALAMANCA. (Servicio especial.)—Poco después de las cinco de la tarde llegaron a esta ciudad los

restos mortales del policía armado Fernando Sánchez Hernández, que fue asesinado el viernes en Madrid.

El furgón que transportaba el cadáver era esperado por miles de salmantinos, que esperaban en los

accesos al cuartel de la Policía Armada, en la calle de San Pablo. Allí estaba la abuela paterna, otros

familiares y numerosos amigos, así como los miembros de las Fuerzas Arma. das y autoridades.

Millares de salmantinos testimoniaron su pesar en los plie-glos de firmas establecidos al efecto, y fueron

reiterativas jas escenas de condolencia y dolor entre familiares y compañeros. Veintitrés coronas se

adhirieron al "cortejo fúnebre.

En la iglesia de los dominicos se concelebró una misa, en la que participaron veinte sacerdotes,

hallándose el templo abarrotado de público. En la homilía el sacerdote, tras condenar los últimos

asesinatos, imploró por "quienes han caído víctimas de las balas, para que sea ésta la última sangre

derramada por las pistolas".

Sobre, las siete de la tarde, y en medio de una creciente lluvia, recibió cristiana sepultura en el cementerio

charro el policía salmantino abatido por las balas terroristas.

En los actos luctuosos estuvieron presentes miembros de los partidos de la oposición, que recataron su

respeto y homenaje.

 

< Volver