Durante el responso por las víctimas. 
 Momentos de tensión en el Gómez Ulla     
 
 Informaciones.    31/01/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DURANTE EL RESPONSO POR LAS VICTIMAS

Momentos de tensión en el Gómez Ulla

NUMEROSOS gritos contra el Gobierno, asi como conatos de agresión e insultos al ministro de la

Gobernación se produjeron el sábado en presencia del vicepresidente del Gobierno para Asuntos de la

Defensa y otras altas jerarquías militares a la salida del velatorio de los tres /é retros de los aqentes del

orden asesinados el viernes pasado

Durante toda la mañana del sábado (ver INFORMACIONES del día 29} estuvie ron llegando a la capilla

ardiento, instalada en el hospital militar de Gómez Ulla, representaciones de los tres Ejércitos, altas

jerarquías militares y tres miembros del Gabinete Suárez: el vicepresidente, Gutiérrez Mellado; el

ministro del Ejército. Alvarez Arenas, y el ministro de Gobernación. Martin Villa. Asimismo asistió un

nutrido grupo de personal civil —unos quinientos—, entre los que estaba el líder de Fuerza Nueva, don

Blas Piñar.

En el interior de la capilla, a la que sólo se permitió entrar a los familiares de los difuntos y a las

personalidades más sobresalientes, se redaron varios responsos, míentras que en ¡a salida se instalaron

tres mesas para los féretros y tres ambulancias en las que se trasladarían a ios agentes asesinados a sus

lugares de origen. En la salida, el ambiente era tenso. y cuando llegó el padre Sobrino, colaborador de

TV., se le cerró el paso con gritos de Rojos no» «Viva Cristo Rey».

A las dos y cuarto saliere

de la capilla ardiente los tres féretros envueltos son ¡a bandera nacional y a hombros de sus

compañeros. En ese momento se oyeron salvas a la Policía y a la Guardia Ci vil, asi como gritos de

«Justó cía, justicia). En el momento de ser instalados en las mesas, alguien entonó a; himno de la

Infantería, que que coreado por todos los asisten tes, mediando algunas voces individuales de

«Gobierno dimite» y «Gobierno, autoridad]». El ambiente comenzaba a estar tenso. Un grupo de

¡óvenes, saludando brazo en alto, interrumpió el himno repetidas veces con gritos de «Franco,

Franco» Don Blas Pinar, que se encontraba en un lugar preferente y junto a los miembros del Gobierno,

lanzó repetido gritos de Arriba España.

ORDEN REPLICADA

Cuando iba a ser oficiado. el último responso a las victimas, antes de introduci; los féretros en las

ambulancias, e! vicepresidente del Gobierno ordenó: ´´Todo el que lleve uniforme firme, v el que quiera y

ser p rezar que rece." Entre ei personal civil se oyó "silencio. no: justicia, si". A´ parecer, un capitán de

navio, que anteriormente había increpado al señor Martín Villa cuando entraba en la capilla ardiente,

llegó a replicar la orden del teniente general Gutiérrez Mellado. Él personal civil desoyó las palabras del

vicepresidente v continuó dando gritos de "Gobierno, autoridad" "Justicia para los muertos" Un grupo de

guardias civiles entonó el himno de la Benemérita.

Al ser introducidos los féretros en las ambulancias, el público asistente se arremolinó en torno a los-

miembros del Gobierno, produciéndose algunos intentos aislados de agredir al ministro de la Gobernación

que fueron contenidos por el cordón policial que se montó en torno a las personalidades asistentes.

Nuevos gritos contra el Gabinete v saludos fascistas. Unas de las voces aisladas dijo "en las checas nos

veremos" La histeria hizo cresa de algunas personas, hasta el punto de que una señora que gritaba fuer-

temente se desplomó y tuvo que ser asistida por un médico. Varios -jóvenes de aspecto duro ordenaron

agriamente a un fotógrafo que guardase su máquina ame nazándole cor. romperla.

Finalmente partió la comotiva por una salida lateral y los asistentes salieron del hospital, sin que se

volvieran,a repetir más incidentes.

INFORMACIONES

31 de enero de 1977

 

< Volver