Autor: Gómez, María José. 
   Salmanca: Miles de personas en el entierro del policía armado don Fernández Sánchez     
 
 Informaciones.    31/01/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Salamanca: Miles de personas en el entierro del policía armado don Fernando Sánchez

SALAMANCA, 31 {INFORMACIONES, por María- J. Gómez).

MILES de personas acompañaron el sábado -por la tarde los restos mortales en Salamanca del policía

armado don Fernando Sánchez Hernández, asesinado en Madrid el viernes pasado cuando prestaba

servicio en una sucursal de la Caja de Ahorros. Cientos de personas habían desfilado desde las primeras

horas de la tarde por el cuartel de la Policía Armada, lugar donde en principio iba a ser instalada la capilla

ardiente, llenando con sus firmas los pliegos en señal de solidaridad y manifestando su repulsa por estos

hechos.

Alrededor de las cinco y media de la tarde llegó a Salamanca el féretro que contenía los restos mortales de

don Fernando Sánchez Hernández. Kl cortejo fúnebre lo componían representaciones de la Guardia Civil,

Cuerpo General de Policía y Policía Armada, siendo ´precedida la ambulancia que contenia el cadáver por

dos motoristas de la Policía Municipal. La familia y el director general de Seguridad, don Mariano de

Nicolás, cerraban la comitiva.

Debido al retraso sobre el ñor ario previsto, no pudo instalarse la capilla ardiente, por lo que el féretro,

que eslaba cubierto por la bandera nacional, íue transportado a hombros por sus compañeros desde la

puerta de] cuartel de la Policía Armada hasta el altar de la iglesia de los Dominicos, donde se celebraría el

funeral de «córpore in sepulto», en medio de un respetuoso silencio por parte de la muchedumbre que

llenaba la plaza y la iglesia.

La ceremonia fue concelebrada por veinte sacerdotes, corriendo la homilía a cargo de don Luis Santiago

Sánchez, capellán del regimiento de caballería Santiago número uno. El capellán comenzó condenando

estos hechos, pidiendo calma y serenidad en este ataque contra la paz; realizó un llamamiento para que no

se dividan los españoles. «La convivencia es necesaria a todos», y para finalizar manifestando su

condolencia a los familiares y amigos, rogando para que Ja sangre de don Fernando Sánchez Hernández y

otros compañeros sea la última derramada bajo la dialéctica de Jas pistolas.

Los familiares de don sera fin Holgado, abogado asesinado en un despacho laboralista de Atocha,

llevaron un ramo de flores y testimoniaron su condolencia a la familia del policía asesinado, habiendo

hecho público en comunicado en el que manifestaban su dolor y repulsa, y que decía, entre otras frases:

«Un mismo dolor nos une en la desgracia y en la esperanza de España.»

Finalizado el funeral, y nuevamente trasladado a hombros, el féretro fue introducido en un furgón; en el

momento de su aparición en la calle, un fuerte aplauso estalló entre los presentes, que, a pesar de la

intensa lluvia y al no haber podido entrar en el templo, esperaron para rendir el último homenaje. Tras

darse vivas al Ejército, a las fuerzas armadas y a la Policía Armada, que fueron coreados por la multitud,

se puso en marcha la comitiva. En ese momento, y tras un viva a Franco, un grupo comenzó a entonar el

«Cara al Sol», que fue seguido por parte de los presentes, aunque el duelo se despedía a la puerta de la

iglesia. Una larga caravana acompañó hasta el cementerio los restos mortales de don Fernando Sánchez,

guardando un impresionante silencio. Miembros de Fuerza Nueva de Valladolid, que personalmente

habían llevado una corona de flores a! cuartel de la Policía Armada, y representantes de Burgos, Zamora

y León estuvieron presentes en la ceremonia.

31 de enero de 1977

 

< Volver